La edad de oro de las cornetas cordobesas


cornetas

La Semana Santa de 2019 ha dejado numerosas evidencias, que hablan del crecimiento de un buen número de apartados de las hermandades de la ciudad. Uno de ellos es el de la bandas y, en el caso de las cornetas y tambores, Córdoba cuenta con tres formaciones de primera línea, que han vuelto a mostrar su buen hacer estos días.

Juanma Moreno con el hermano mayor de la Agonía y uno de los responsables de la banda de la Salud./Foto: Jesús Caparrós

Si bien, la de Nuestra Señora de la Salud no pudo completar uno de los momentos más esperados durante los últimos meses, su acompañamiento al misterio de la Humildad y Paciencia; lo cierto es que sus actuaciones tras el misterio del Silencio y con el Cristo de la Agonía dejaron inmejorables sensaciones. La banda del Barrio del Naranjo se consolida como un referente que, en 2019, ha vuelto a dar un paso más al frente.

Caído y Fuensanta actuó en la capital tras el misterio de la Borriquita, el Señor de los Reyes, Misericordia (en el recorrido que pudo completar la hermandad de San Pedro) y con el Descendimiento. Momentos que mostraron cómo sus cornetas fueron de menos a más, para mostrar a una de las grandes formaciones del género, cuando se cumple una década de su fundación. La mejor manera de celebrar su aniversario fue el sobresaliente nivel exhibido.

Coronación de Espinas./Foto: BJ

Coronación de Espinas, al margen de ser la decana de las bandas de cornetas cordobesas, mostró que el paso de los años y la capacidad de mantener un nivel notable no están reñidos. Como se viene apreciando durante los últimos tiempos, la formación de San Antonio de Padua -siempre afinada con un gusto exquisito- sigue dando protagonismo a las cornetas. No es una redundancia, sino la constatación de que la banda suena con más fuerza en este apartado del metal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here