El precio de la lluvia que no cayó en Semana Santa


lluvia
Descendimiento en el Puente Romano./Foto: Luis A. Navarro
lluvia
Descendimiento en el Puente Romano./Foto: Luis A. Navarro

Conforme llegó el Domingo de Ramos, las diferentes predicciones meteorológicas comenzaron a pronosticar precipitaciones entre Miércoles y Viernes Santo en la capital cordobesa. Una situación que fue ganando fuerza hasta que el 17 de abril los cielos se cubrieron y se tornaron amenazantes. Fue el momento en que las hermandades se vieron obligadas a decidir ante la amenaza de lluvia y, de las 18 cofradías que tenían programada su salida procesional en esos tres días, solo tres completaron su paso por la carrera oficial (Perdón, Descendimiento y Sepulcro).

El tiempo amenazaba chubascos intermitentes y, en algunos casos, tormentas, pero la realidad es que la lluvia no apareció de forma reseñable, durante las franjas horarias que comprendían las salidas procesionales. De hecho, el Miércoles Santo la estación del Aeropuerto no recogió precipitaciones. Mientras que, a la jornada siguiente, los 0,2 mm (entre las 12:00 y las 18:00 horas) fueron todo el bagaje recogido en ese punto.

Lo más reseñable llegó el Viernes Santo, cuando pasadas las 17:00 horas un aguacero descargó en la zona oeste de la capital cordobesa. Acompañado de granizo y algún trueno, los 3,9 mm no afectaron el horario de ninguna procesión y, a la postre, no impidió que procesionaran las dos últimas cofradías de la jornada.

La suma final dejó 4,1 mm en el total de esas tres jornadas y 15 hermandades que no pudieron salir o -en el caso de Piedad, Calvario y Misericordia- completar su estación de penitencia en la Catedral. Mientras que el Domingo de Resurrección, también con la amenaza de la lluvia, el Resucitado completó su procesión sin que en todo el día se registraran precipitaciones. La lluvia casi ni apareció en Semana Santa, pero su precio fue elevado para muchas corporaciones penitenciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here