Dos agrupaciones musicales cordobesas que brillan con luz propia


agrupaciones
Cristo de Gracia./Foto: Luis A. Navarro
agrupaciones
Cristo de Gracia./Foto: Luis A. Navarro

En el balance musical de la Semana Santa de Córdoba de 2019, dos agrupaciones han brillado con luz propia. Tras no haber podido disfrutar de los sones de la Sagrada Cena en la capital (su participación tras el misterio de su hermandad se vio truncada por las condiciones meteorológicas), las actuaciones de Redención y del Cristo de Gracia fueron más que notables, tras pasos como el de la Oración en el Huerto, el Silencio, Redención, Prendimiento y Resucitado.

Agrupación musical Nuestro Padre Jesús de la Redención el Lunes Santo, tras su titular./Foto: Redención

En el caso de la banda de la Huerta de la Reina sus actuaciones con el Huerto y su propio titular dejaron en evidencia que, en su caso, los años sientan bien a una formación que ha hecho de la excelencia en la interpretación su seña de identidad. Ya en las vísperas, acompañando a la Salud de Puerta Nueva y a Afligidos, se pudo comprobar su elevado nivel; como también lo hicieron los miembros de la Cena de Málaga y del Resucitado de Montoro, entre otras cofradías de más allá de la capital cordobesa.

Por su parte, Cristo de Gracia se ha ido convirtiendo en una de las grandes agrupaciones del panorama andaluz. En la capital solo se vio frustrado el acompañamiento a su titular, si bien ya comenzó a evidenciar el gran nivel de este año, tras el misterio del Señor del Silencio, al que volvía tras un paréntesis de tres años. Y, si el Martes Santo tras el Prendimiento las sensaciones se refrendaban, la formación de los Trinitarios puse un broche triunfal tras el misterio del Resucitado, donde confluyó su propio estilo con los sones de marchas clásicas, que hicieron las delicias de los asistentes a la procesión del Señor de Santa Marina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here