El abrumador apoyo popular a la Paz y a la Pasión


marchas
Palio de la Virgen de la Paz en la nave de Capuchinos./Foto: Luis A. Navarro
Palio de la Virgen de la Paz en la nave de Capuchinos./Foto: Luis A. Navarro

Corría el año 2013 cuando la hermandad de la Paz suspendía, por penúltima vez su estación de penitencia. Ayer fue la última y, junto a la cofradía de la Pasión, fueron las dos corporaciones que se quedaron en casa, ya que el Perdón realizó su recorrido completo; mientras que la Piedad de las Palmeras, el Calvario y la Misericordia realizaban un tramo parcial, ya que regresaron a sus templo antes de alcanzar carrera oficial.

La Paz y la Pasión tomaron una siempre difícil decisión, si bien -como es preceptivo en estos casos-, ambas abrieron sus puertas para que los fieles disfrutaran de sus correspondientes titulares, hasta el horario de finalización de la que hubiera sido su estación de penitencia.

Pasos de la hermandad de la Pasión en su templo de San Basilio./Foto: Luis A. Navarro

Una medida que volvió a dejar en evidencia la cantidad de devotos que aglutinan ambas cofradías. Y es que si los cortejos de la Paz y la Pasión son muy nutridos, también lo fue la cantidad de gente que se acercó a la nave de Capuchinos y a la iglesia de San Basilio. En ambos enclaves se pudieron ver muestras de franca emoción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here