Cinco barrios para construir la Semana Santa


El Sábado de Pasión deja constancia del elevado nivel de las hermandades del día

Barrios
Cristo de la Oración y Caridad. /Foto: AM Cristo de Gracia
Barrios
Cristo de la Oración y Caridad. /Foto: AM Cristo de Gracia

La Semana Santa ya es una realidad. La misma que se escribe en el Parque Figueroa, en Cañero, en Arroyo del Moro, en Fátima y en Electromecánicas. Cinco barrios que se vuelcan, cada Sábado de Pasión, con sus hermandades para añadir a la Semana Santa un día más, el de la víspera, el de la materialización de los sueños que, como el de la Conversión, se llama Viernes Santo.

La cofradía que dirige Rafael Dorado navega certera hacia su rumbo,. Sin estridencias, con numerosas parejas de Nazarenos, con un capataz sólido, con una agrupación musical, la del Cristo de Gracia, que sigue creciendo, y con una imagen que, en un año, tendrá completo su misterio.

Screenshot 20190413 215414
María Santísima de la O./Foto: La O

En Fátima, los miembros de la agrupación parroquial de La O dejaron muestra de saber hacer. Cabe destacar en este punto a la figura de Jesús Ortigosa, un capataz con argumentos, y a la Sinfónica de Dos Torres. Una banda la de Los Pedroches que merece más días en la capital cordobesa, de ahí el acierto de quien la llevó a La O y de ahí la espinita de no disfrutarla en el Rayo, el próximo Sábado Santo.

IMG 20190413 WA0082
Cristo de las Lágrimas./Foto: Álvaro Córdoba

La historia se construye en lugares como el Figueroa. No es la cofradía con más hermanos, pero es una de las 1ue más empeñó ponen en cada salida procesional y su barrio se lo premia con los devotos que salen a las calles para dar cuenta de un sueño que, tarde o temprano, culminará en la Catedral.

IMG 20190413 WA0098
Traslado al Sepulcro./Foto: Álvaro Córdoba

Los barrios de Córdoba se encuentran en el relato de sus cofradías (esto es una opinión contrastada con la frialdad de los números) y, entre el Arroyo del Moro, la Colonia de la Paz y las Margaritas hay un nombre que, llegado el Sábado de Pasión, se escribe se escribe con la solemnidad del Traslado al Sepulcro, que dejó las almas compungidas con su Cristo, recién bendecido con el aura mística de lo perdurable.

IMG 20190413 WA0100
Nuestro Padre Jesús de los Afligidos./Foto: Álvaro Córdoba

Y, si hay un barrio que se vuelque con su cofradía, ese es el de Cañero. A las puertas de San Vicente Ferrer se agolpaban, como es costumbre, los fieles para disfrutar de una hermandad con mayúsculas. La misma que no pudo modificar su recorrido (cosas del Ayuntamiento), pero a la que todos imaginan caminando desde uno de los cinco barrios hasta la Catedral.