La Quinta Angustia pone el broche a una Cuaresma histórica


Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder./Foto: Luis A. Navarro Quinta Angustia
Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder./Foto: Luis A. Navarro
Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder./Foto: Luis A. Navarro Quinta Angustia
Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder./Foto: Luis A. Navarro

Siempre hay una primera vez, que vive en la memoria de quienes fueron testigos directos o parte del acontecimiento. Y este es el caso de los cofrades de la Quinta Angustia, que en la noche de este Miércoles de Pasión vivieron un momento histórico. Ello gracias al primer vía crucis de la corporación, que presidía la imagen de Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder.

Un ejercicio piadoso que llenó de devotos algunas de las principales arterias del centro de la ciudad, ya que las estaciones del vía crucis se repartieron por varias calles de la feligresía, con la iglesia de San Miguel como epicentro del acto cultual. Así, desde la iglesia de la Merced hasta su templo de cabecera, la imagen de Porras y Jiménez abarcó con su potente zancada, cada tramo de calle donde numerosas personas lo aguardaban.

Solemnidad y compostura fueron las notas de un acto con el que la Quinta Angustia ponía el broche a su Cuaresma más especial. La misma en que el Soberano Poder ha sido el eje vertebrador, desde su llegada al oratorio mercedario. Y es que, desde la bendición realizada por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, hasta el pregón de las Siete Palabras realizado por el canónigo, Fernando Cruz-Conde, la imagen del Nazareno ha sido la gran protagonista del último mes.

Mientras que, durante su vía crucis quedaba claro que el horizonte de la institución es diáfano, gracias a dos portentosas imágenes. La que salió, el Soberano Poder, y la de la madre que lo esperaba en la iglesia de la Merced, la Quinta Angustia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here