La Salle celebra mañana el 300 aniversario de la muerte de su fundador


El hermano Diego Apresa afirma que "vamos a dar gracias a Dios por la persona y la obra que San Juan Bautista de La Salle legó a toda la Iglesia"

Alumnos de La Salle.
Alumnos de La Salle. /Foto: LVC
Alumnos de La Salle.
Alumnos de La Salle. /Foto: LVC

El Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas celebra, el próximo 7 de abril el Tricentenario de la muerte de su Fundador, San juan Bautista de La Salle. Un acontecimiento que será vivido por igual en todo el mundo. Concretamente, La Salle Córdoba celebrará una Solmene Eucaristía en la Santa Iglesia Catedral, a la que asistirá toda la Comunidad Educativa: familias, alumnos, antiguos alumnos, profesores, etcétera. La celebración estará presidida por el Obispo de Córdoba, y será televisada por 13Tv. Para profundizar en este aniversario hablamos con el hermano Diego Apresa.

¿Qué supone para La Salle esta celebración? 

 El Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianos  celebra, el 7 de abril, la muerte, paso a la vida en plenitud, de nuestro Santo Fundador. Por este motivo, todos los lasalianos de los 82 países en los que se encuentra La Salle vamos a dar gracias a Dios por la persona y la obra que San Juan Bautista de La Salle legó a toda la Iglesia. 

Este año lasaliano ha sido declarado por nuestro Papa Francisco, Año Jubilar; es decir, un año de júbilo, alegría y acción de gracias por el carisma que Dios Padre da a su Iglesia por medio de San Juan Bautista de La Salle.

El lema del tricentenario “Un corazón, un compromiso y una vida” ¿Qué significa?

El Papa Francisco dijo una vez: “Somos peregrinos de la muerte a la plenitud de la vida…” Siguiendo esta idea, el lema del tricentenario, “Un Corazón, un compromiso, una vida” representa la plenitud de la vida de San Juan Bautista de La Salle, Patrono de los educadores, y la vitalidad permanente de la Misión y de las vocaciones lasalianas en 82 países de todo el mundo.

Año Jubilar y vocacional ¿En qué consiste?

La mejor manera de celebrar el Tricentenario de la muerte de nuestro Fundador es compartir el Año Jubilar con todos aquellos con quienes nos encontramos. Tenemos que seguir el ejemplo de Jesús y cambiar el curso normal de los acontecimientos en nuestras comunidades y centros educativos llevando buenas noticias a los pobres. En nuestras comunidades y escuelas, el último debería ser el primero; el refugiado, el marginado, el repelente y el menospreciado deberían ser el centro de atención.

Como dice nuestro Hermano Superior, Hermano Robert  Schieler, FSC. “el Año Jubilar ofrece la oportunidad de recibir la gracia de la indulgencia plenaria mediante la práctica de obras de caridad, peregrinación, oración y participación en la liturgia y el sacramento de la reconciliación.”

Por último ¿y los Hermanos de La Salle en la actualidad?

Los Hermanos, junto con muchos colaboradores y aquellos que quieren hacer pública su vocación lasaliana mediante el compromiso de asociados, desempeñan un papel importante, decisivo, pues han sido y siguen siendo luz y testimonio pleno. Nosotros, en Córdoba, somos muy afortunados, pues contamos en nuestro centro con una comunidad compuesta por Hermanos y asociados, que con su compromiso quieren ser animadores y entusiastas de la misión lasaliana en nuestra ciudad. Por otra parte, toda la comunidad cristina educativa pide a nuestro Padre Dios que envíe vocaciones lasalianas (hermanos , asociados, etc.) para que anunciemos ese Reino de Dios que ya está, pero que necesita llegar a todos los rincones donde todavía no han oído hablar de un Dios de Ternura, que es Dios Padre. 

Por eso, desde la Comunidad Cristiana Educativa y Lasaliana no queremos dejar de invitaros a la participación en esta celebración que tendrá lugar el próximo domingo, día 7 de abril, a las 12:00h, en la Santa Iglesia Catedral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here