La Iglesia de Córdoba recibe a nueve catecúmenos


El obispo, Demetrio Fernández, felicita a toda la comunidad cristiana por tener el privilegio de acoger a estos nuevos miembros de ella

El obispo recibe a los nueve catecúmenos en la Catedral.
El obispo recibe a los nueve catecúmenos en la Catedral. /Foto: LVC
El obispo recibe a los nueve catecúmenos en la Catedral.
El obispo recibe a los nueve catecúmenos en la Catedral. /Foto: LVC

La Iglesia de Córdoba está de enhorabuena. En la mañana del domingo, 10 de marzo, ha recibido a un nuevo grupo de catecúmenos que desean formar parte de ella. Nueve personas que tras más de un año de preparación, quieren ser miembros de la Iglesia y recibir los sacramentos de iniciación cristiana. De ahí que Mons. Demetrio Fernández haya sido el encargado de presidir el rito de admisión en la Santa Iglesia Catedral. “Este rito es el comienzo del tiempo fuerte del catecumenado, el rito de elección para recibir los sacramentos de iniciación”, ha explicado Adolfo Ariza, delegado diocesano de Catequesis. 

La celebración ha comenzado en la Puerta de las Palmas, donde los catecúmenos acompañados por sus padrinos y por el delegado diocesano de Catequesis han manifestado al Obispo que querían entrar a formar parte de la Iglesia y de la comunidad cristiana pidiendo la fe mediante el bautismo y la vida eterna.

A continuación, han entrado en procesión al templo mayor de la Diócesis para participar en la eucaristía. En la homilía, don Demetrio Fernández les ha dado la enhorabuena por haber descubierto la belleza de la vida cristiana y les ha manifestado su alegría por acogerlos en la Iglesia. “Sed bienvenidos a esta comunidad. Habéis descubierto a Jesucristo en vuestras vidas y os habéis encontrado con Él”, ha aclamado el pastor de la Diócesis. Además, ha felicitado a toda la comunidad cristiana por tener el privilegio de acoger a estos nuevos miembros de ella y ha recordado que “cada año va creciendo el número de cristianos porque el descubrimiento de Jesucristo es lo más bonito que nos puede pasar en la vida”. Y ha pedido a los presentes evitar las tentaciones del demonio, preguntándole por encima de todo al Señor: “¿Qué quieres de mí?”. Seguidamente, el prelado les ha ungido con el óleo de los catecúmenos en el altar. 

Los nuevos catecúmenos procedentes del colegio Salesianos, dos de la parroquia del Sagrario, otro de la parroquia de San Antonio María Claret, de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Cabra, de la parroquia de Nuestra Señora de la Fuensanta de Córdoba y tres de la parroquia de Santa Victoria, recibirán los sacramentos de iniciación cristiana –bautismo, eucaristía y confirmación- el segundo domingo de Pascua, Domingo de la Divina Misericordia.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here