Santa Faz “recupera” la potencia robada


Santa Faz./Foto: José Luis y María del Mar
Santa Faz./Foto: José Luis y María del Mar

El año 2010, la Hermandad de la Santa Faz sufrió el robo de una de las potencias del Señor. El ladrón subió a la hornacina en la que por entonces estaba la imagen, y  retorció la potencia hasta partir el vástago y arrancarla de la cabeza del Nazareno. Como consecuencia del acto resultó también dañada la corona de espinas y la articulación del brazo. La pieza tenía un escaso valor material, al estar realizada en latón, pero sí sentimental, ya que formaba parte del primer juego de potencias que tuvo la imagen – de hecho, se realizaron para el titular anterior-,  y que quedó incompleto desde entonces.

Santa Faz./Foto: José Luis y María del Mar

Pero la hermandad de la Santa Faz ha recibido un regalo cargado de simbolismo. José Manuel Bernet, el orfebre que está realizando para la hermandad diversos trabajos de gran calado, como los respiraderos del palio, ciriales y reforma de los varales, tuvo noticias de este antiguo suceso y se propuso restituirla. Para ello, tomando como muestra las restantes piezas, ha replicado la desaparecida, y la ha entregado  a la cofradía sin admitir pago por ello.

En agradecimiento por este gesto, durante el quinario que actualmente la hermandad celebra en honor a su titular, el Nazareno de la Santa Faz luce estas potencias. Para completar el recuerdo de aquellos años iniciales, se ha vestido al Señor con la primera túnica que tuvo, de terciopelo morado sin bordar.

En el altar de cultos se puede apreciar también la reciente restauración de Santa Marta, a la que fue sometida por su autor tras sufrir un leve percance durante la pasada cuaresma, que afectó a su frente y brazo. La figura estrena también el acetre y el hisopo que porta en sus manos, atributos característicos  de esta santa. Para estas piezas se ha tomado como modelo un juego existente en el museo parroquial de la Trinidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here