Cautivo de Málaga, cornetas a otro nivel


Pocas veces tiene cualquier cofrade la oportunidad de escuchar una marcha, tan clásica y tan fácil de desnudar al solista de turno, como Silencio Blanco. Pues bien, la banda de cornetas y tambores del Cautivo de Málaga le regalo esa y unas cuantas más a quienes acudieron a la Iglesia conventual del Santo Ángel este sábado, para asistir a su concierto, que prolongaba la presentación del cartel de la asociación El Relicario Cofrade que ha realizado Jesús Caparrós, con la titular mariana del Císter como protagonista.

Con el Señor de la Sangre de cultos, a sus pies, las cornetas malagueñas fueron un auténtico escándalo, en el mejor de los sentidos. Y es que si los solos ponían la piel de gallina, los bajos de la banda juegan en la liga de las mejores formaciones del género. Y eso sin contar la enorme potencia que atesora el Cautivo, que recuerda a otro tiempo y que, a cuatro días de que comience la Cuaresma, es capaz de llevarte de golpe a la Semana Santa.

Marchas como Nuestro Padre Jesús Cautivo, la antedicha Silencio Blanco, En manos de Jesús y Evangelio dejaron claro no sólo que el Císter acertó de pleno en la elección de la banda, sino que Córdoba la va a disfrutar, y mucho, el Martes Santo. Tal vez, aún más que hoy y ya es mucho decir.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here