“Nuestra primera intención fue no continuar en la hermandad”


El capataz Enrique Garrido desvela cómo le convenció Alberto Villar para continuar en la cofradía Universitaria

Garrido
Enrique Garrido./Foto: Jesús Caparrós

El programa Mediodía COPE ha contado este martes con la sección La Voz de las Cofradías, que ha contado con la intervención del capataz, Enrique Garrido. Este ha valorado diferentes cuestiones de actualidad en el mundo del costal y ha explicado los motivos que llevaron a él y a su equipo a dejar el paso de la Virgen de la Presentación.

“Llevamos vinculados antes de que la hermandad fuera reconocida como tal. Nuestra historia con la Universitaria es muy personal”, ha comenzado Garrido. El capataz ha recordado que “mi cofradía de siempre es Buena Muerte, pero la Universitaria también es mi hermandad. Soy hermano desde antes de ser capataz, de que fuera hermandad de penitencia, desde que Javier López y yo mismo estábamos estudiando en Filosofía y Letras”.

“Nos ha dolido tener que dejar Presentación, porque además es la devoción de la mayoría de nosotros”, ha proseguido el capataz. “Qué ocurre, que la Universitaria es una hermandad muy particular que se ha creado desde un punto de vista muy intelectual. Cuando la gente la crítica, siempre digo que entiendo que pueda ser criticable, pero en esa hermandad no hay un tornillo puesto que no tenga razón de ser. Todo lo que hay, desde la cruz de guía hasta la cera tiene un porqué”, ha argumentado.

En ese sentido, Garrido ha destacado que “eso no es fácilmente vendible al costalero para que le llame la atención. Hay que verlo también en la fila de nazarenos, los poquitos que son. Esto no llega a todo el mundo. Entonces nosotros lo hemos sostenido con nuestra cuadrilla que nos acompaña a todas las cofradías. Gente a la que le hemos ido pidiendo que nos acompañen y costaleros puntuales que se han presentado. Hacemos un esfuerzo ímprobo por ponerla en la calle, pero no podíamos ofrecer a la hermandad ni unas garantías ni una seguridad que le ofrecíamos a la Reina de los Mártires o a Soledad o a Conversión”.

“La hermandad nos ha tratado de forma muy elegante y muy cariñosa”

En consecuencia, Garrido ha detallado que “llevábamos unos pocos años hablando con la cofradía, porque si el trabajo del cuerpo de capataces es el mismo en todas las hermandades, el cariño con el que se trata al costalero y el discurso es igual, no sabíamos porque en todas daba resultado y en esta no”. Por lo que el capataz ha desvelado que “nuestra primera intención fue, y además se lo trasladamos a la cofradía, no continuar en la hermandad, porque no le podíamos ofrecer ese servicio”.

Si bien, “la hermandad, que nos ha tratado de forma muy elegante y muy cariñosa, nos hizo ver que desde que había arrancado en esta segunda etapa había contado con nosotros y habíamos crecido como capataces en la cofradía”.

Garrido ha confesado que “Alberto Villar, que es un sabio, nos decía que cuando uno espera a los Estudiantes, espera a los Estudiantes y a Antonio Santiago, al Gran Poder y a los Villanueva, y a La O y los Ariza, él no concebía a la hermandad Universitaria sin que viniéramos nosotros”. Para el capataz y su equipo “aquello fue un golpe en pleno corazón, así que nos sentamos y valoramos la opción de quedarnos con uno de los dos pasos”. Reconociendo que se decidieron por el Cristo porque ofrecía las condiciones óptimas para no tener que desprenderse de costaleros que han estado con ellos en la corporación desde el comienzo.

2 Comentarios

  1. Lo de la Hermandad Universitaria es una verdadera pena , otra deserción mas y van …..Y no es por la postura mantenida por los dirigentes de la Hermandad que , se podrá estar mas o menos de acuerdo en la línea seguida , cierta intelectualidad , modelos de túnicas , forma de presentar los pasos , etc… pero no se puede ni siquiera poner en duda la bonhomía , el cariño , el acercamiento de los citados dirigentes con sus hermanos …con sus escasos hermanos …el problema viene por un señor que ha mantenido una postura que no le corresponde y que se encargó de crear mal ambiente , de dirigirlo todo , de propiciar enfrentamientos y de provocar la huída , la desbandada de hermanos con muchos años de antiguedad …por no poder soportar a éste individuo de escaso tacto , de no saber tratar a los hermanos y de atribuirse unas funciones que no le correspoden ….. Una verdadera pena …

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here