Los cambios de capataces que marcan la antesala de la Cuaresma


Capataces
De izquierda a derecha: Salvador Giménez, Enrique Garrido, David Arce y Juan Carlos Vidal./Foto: LVC

Con una Semana Santa tardía, la antesala de la Cuaresma está vienen do marcada por las dimisiones de algunos capataces. El caso más reciente ha sido el de la hermandad de la Sangre, que el pasado domingo anunciaba la dimisión del titular de la cofradía, Francisco Aguayo. Con su renuncia se ha abierto un impasse en el que la corporación penitencial deberá decidir si apuesta por otro capataz general, o bien opta por poner a un responsable en el paso de misterio y otro en el palio. En este último el responsable que tenía Aguayo era Rafael Ramírez Galvín.

Semanas antes de conocerse la dimisión de Aguayo, se producía la de Javier Villalobos al frente de la cuadrilla del Nazareno. La renuncia, al igual que en el caso del Císter, tenía lugar después de la igualá. La cofradía que gobierna Víctor Molina optaba entonces por depositar su confianza en Francisco Luis Castaño, quien este pasado lunes ya tenía su primera reunión con los miembros de la cuadrilla.

A finales de año, otra de las dimisiones de capataces se sucedía en la hermandad de las Lágrimas. Francisco Javier Romero, que había tomado el testigo de Rafael Cerezo en la cofradía del Sábado de Pasión, decidía no proseguir con su andadura en la institución penitencial, decidiendo esta última confían en Francisco Javier de la Fuente y familia.

Mientras que en la hermandad Universitaria, Enrique Garrido, decidía dar un paso al lado y renunciaba a seguir dirigiendo a la cuadrilla de Nuestra Señora de la Presentación  No obstante, el prestigioso capataz seguirá al frente del paso del Cristo de la Universidad. Mientras que, en el otro lado de la balanza, Juan Carlos Vidal y Rafael Soto serán los encargados de dirigir a las primeras cuadrillas de la Esperanza del Valle y de la Providencia  respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here