30 años de capataz con la ilusión de la primera vez


Luis Miguel Carrión, Curro, cerraba este sábado un intenso calendario de igualás

capataz
Luis Miguel Carrión, Curro, durante la igualá de costaleros de Nuestra Señora del Desconsuelo./Foto: Francisco Patilla

“Esto está cambiando y no sé si para bien”, decía uno de los miembros del equipo de Luis Miguel Carrión, Curro. Su diagnóstico no hacía referencia al periplo de igualás, que ese día comenzaba para el capataz que comanda más pasos en la capital, sino a algunas actitudes que, en general, se aprecian en el mundo del costal. Y la reflexión la hacía un auxiliar que, durante décadas y hasta hace muy poco ocupaba su sitio bajo la trabajadera.
Al margen de un contexto como el actual, lo cierto es que, durante dos semanas, a través de las diez convocatorias realizadas por Curro se ha podido comprobar como un capataz con tres décadas de experiencia al frente de numerosos pasos -y, en algunos casos, en circunstancias muy diferentes a las actuales- mantiene intactos el amor y la pasión por un mundo en el que se siente un privilegiado.

En la casa de hermandad de la Entrada Triunfal comenzaba, el pasado 15 de enero, el calendario de igualás de las cuadrillas de costaleros de Curro. Minutos más tarde, los costaleros de la Palma llegaban a San Lorenzo. A partir de ese instante, las citas se han acumulado en el plazo de 11 días, que tenían su broche este sábado con la igualá de Gracia y Amparo.
Amarrado, Candelaria, Trinidad, Perdón, Rocío y Lágrimas, Cristo de Gracia, Santo Sepulcro y Desconsuelo han dado cuenta del tirón que posee Curro, así como las imágenes cuyas cuadrillas manda. Desde diversos puntos de la geografía española, los costaleros han acudido a algunas de estas citas que, además del gran nivel cuantitativo de las mismas, han dejado en evidencia el gran y unido grupo humano, que ha hecho de llevar los pasos un modo de vida. A la cabeza, Curro, algo más que un capataz o un líder, puesto que una treintena de años después mantiene la ilusión intacta y la confianza de siete hermandades en las que, durante la próxima Semana Santa, será el guía de su tesoro más preciado, sus titulares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here