“Ha sido una igualá preciosa”


La cuadrilla de costaleros de María Santísima de la Esperanza se vuelca con este primer encuentro del año

La casa de hermandad y la iglesia de San Andrés era el escenario, en la noche de este viernes, de la igualá, tanto de la cuadrilla de Nuestro Padre Jesús de las Penas como de la de María Santísima de la Esperanza, respectivamente. Esta última, dirigida por Rafael Ramírez Galvín, ha vuelto a dejar de manifiesto la gran devoción que despierta la Virgen que realizara Juan Martínez Cerrillo.


No en vano, una veintena larga de aspirantes se dieron cita en el templo fernandino, para intentar entrar a formar parte de la cuadrilla de costaleros de la dolorosa. “Ha sido una igualá preciosa”, reconocía uno de los miembros del equipo de capataces. Desde este se subrayaba que era la primera vez que se hacía en la iglesia de San Andrés, delante de los titulares.

Una ocasión singular en la que se hizo, en nombre de la cuadrilla, una ofrenda a los titulares. Asimismo, cabe destacar que también se rezó por los hermanos y por las cuadrillas de todas las hermandades de Córdoba, para que tengan una buena estación de penitencia y un buen año, sin bajas ni lesiones.