Emilio León restaura la corona de la Virgen de las Lágrimas en su 65 aniversario


Se trata la pieza más valiosa del ajuar de la Virgen de las Lágrimas, en lo que a orfebrería se refiere

Misericordia
Corona restaurada de Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo./Foto: Misericordia

El orfebre Emilio León ha realizado una completa restauración, limpieza, reparación y dorado de la corona de salida de Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo, que está ya dispuesta para los cultos de la próxima Cuaresma y, por supuesto, para la estación de penitencia.
Así lo ha comunicado la hermandad de la Misericordia, que ha apuntado que la corona de Nuestra Señora, que la próxima Cuaresma cumplirá 65 años, es sin duda alguna la pieza más valiosa del ajuar de la Virgen de las Lágrimas, en lo que a orfebrería se refiere. Está realizada en plata dorada, oro blanco, perlas y piedras preciosas.
En la parte frontal del canasto se contiene el escudo de la Hermandad escoltado por San Acisclo y Santa Victoria, y en la parte trasera la tiara pontificia flanqueada por San Eulogio y San Marcial. En la ráfaga, bajo la cruz que la preside en su parte superior, una hornacina contiene la urna con las reliquias de los Santos Mártires de Córdoba: conviene recordar que cuando la corona se hizo (1954) la hermandad de la Misericordia no estaba fusionada aún con la de los Santos Mártires.
En la parte trasera, una inscripción recuerda a la niña María del Carmen Rojas Córdoba, hija de Pedro Rojas Higuera, fallecida a los 15 años de edad en 1951. Rojas Higuera realizó importantes aportaciones para sufragar la corona.