Importantes estrenos en el palio de la Alegría


La titular mariana del Resucitado presenta como novedades la parihuela y el esperado techo de palio

igualás
Costalero observando el palio de la Virgen de la Alegría./Foto: Luis A. Navarro

Costalero observando el palio de la Virgen de la Alegría./Foto: Luis A. Navarro
Costalero observando el palio de la Virgen de la Alegría./Foto: Luis A. Navarro

El nuevo palio de la Virgen de la Alegría se ha convertido en uno de los grandes proyectos patrimoniales de la Semana Santa cordobesa. Diseñado por Rafael de Rueda y elaborado por el astigitano Jesús Rosado, en 2018, se pudo disfrutar del estreno de la bambalina frontal. Un celebrado adelanto al que se sumarán otros estrenos este año.
De esa forma, para la procesión del 21 de abril la hermandad que dirige Francisco Ruiz Abril está trabajando intensamente. Así, para los ensayos del palio cuyo responsable es Juan Luis Berrocal estará lista la nueva parihuela que, como principal novedad, tendrá una trabajadera más y los costaleros que ocupen el interior pasa de 24 a 28. La misma ha sido realizada en el taller del rambleño, Juan García Casas.
El otro gran estreno es el del techo de palio. El mismo llegará tras la celebrada bambalina frontal y es parte de un proyecto que estará terminado a corto plazo. La obra diseñada por de Rueda destaca por mantener la malla en las bambalinas, sobre la que sobresale unos ornamentos gruesos que otorgan una sensación de solidez al palio. A ello hay que sumar que las inscripciones de las cartelas no están escritas en latín, como viene siendo habitual en la mayoría de los elementos patrimoniales de las cofradías. Así, las que llevará la Virgen de la Alegría irán en castellano, mientras que en el frontal de la bambalina preside una efigie de la Inmaculada Concepción. En el central de la trasera, por contra, la cartela contiene el escudo de Córdoba. Todo ello para mostrar un conjunto de corte barroco, donde los faldones presentan azules en las partes sin bordar.