Adiós al jesuita que dinamizó a Córdoba

20

Jaime Loring Miró fallecía en Málaga a los 89 años

Jaime Loring. / Foto: LVC

Jaime Loring
Jaime Loring./Foto: Loyola

En fechas recientes, la Mezquita-Catedral de Córdoba acogía una exposición dedicada a la huella de la Compañía de Jesús, tanto en la capital como en la provincia, desde la instauración en la diócesis de la Casa Profesa. Y es que los Jesuitas han sido decisivos para dinamizar a la sociedad durante siglos y, en el pasado, uno de sus grandes nombres fue el de Jaime Loring Miró. Una personalidad impresa en Córdoba con obras como la creación de ETEA, germen de la actual Universidad Loyola. Un sacerdote que fallecía este viernes en Málaga, aunque desde 1962 estuvo estrechamente ligado a Córdoba.
Hijo adoptivo de Córdoba 
Como se señala en la biografía de Loring en Córdoba pedía, el jesuita nace en Madrid en 1929. En agosto de 1962 llega a Córdoba, donde impulsa ETEA, centro del que es director entre 1963 y 1970, y entre 1980 y 1989. Miembro fundador del Círculo Cultural Juan XXIII, desarrolló allí gran parte de sus actividades de compromiso político; la vindicación social ha sido un referente en su vida, especialmente en la lucha contra las desigualdades.
En 1985 crea la Fundación Etea para el Desarrollo y la Cooperación, heredera de la tradición de cooperación para el desarrollo que ya realizaba ETEA con Nicaragua. Esta fundación será pieza clave para la constitución de la Cátedra de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Córdoba, de cuyo consejo asesor forma parte Jaime Loring. Completando una labor de más de cuarenta años de docencia, tras su jubilación es profesor emérito de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Córdoba, y en septiembre de 2005 creó la Fundación Jaime Loring.
Fue autor de numerosas publicaciones científicas universitarias, de planificación contable del sector agrario y de gestión financiera, así como de artículos de opinión social y política, y ensayos. Colabora habitualmente con Diario Córdoba. En 1993, a propuesta de los ateneístas cordobeses, el Ayuntamiento de Córdoba lo nombró Hijo Adoptivo y le otorgó la Medalla de Oro de la ciudad el 14 de octubre de 1994. El 18 de enero de 2006 es elegido socio de honor del Ateneo de Córdoba.
Fue miembro del consejo de dirección de la obra Los Andaluces del siglo XX (col.Arca del Ateneo núm. 12) y responsable del apartado Economía y Empresa.
En octubre de 2007 recibió el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad Centroamericana de Nicaragua, en reconocimiento a sus méritos profesionales, académicos y humanos, así como una manifestación del profundo agradecimiento de la UCA por su acompañamiento y solidaridad en la búsqueda de nuevos caminos hacia la universidad del futuro.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here