“Ha sido un regalo de la Virgen que nos haya puesto a fray Ricardo en el camino”


El religioso realiza la primera Felicitación a María Santísima de la Victoria

Virgen
Fray Ricardo durante la exaltación./Foto: Álvaro Córdoba

Puntualmente a las 00:00 horas, comenzaba con el rezo de la Salve a María Santísima de la Victoria la primera Felicitación a Nuestra Señora. La misma estuvo a cargo del franciscano capuchino, fray Ricardo de Córdoba. “Ha sido una Exaltación llena de un profundo sentido mariano y teológico desgranada como solo bien sabe hacer fray Ricardo, con las diferentes excelencias descritas por Santos y Doctores De la Iglesia alabando la maternidad de la Virgen María”, destacó a La Voz uno de los responsables de grupo de devotos, Jesús Monserrat.

“Creada con el buril de la Gracia, miel de flores y ambrosía, viril joyero del Señor, que en Don de Amor se amasó en ti para Pan Bueno, que deja el Corazón lleno de promesas eternas…”, proclamó el religioso para llenar de emoción a los presentes. Fray Ricardo subrayó que “Dios es siempre Virgen María, como una existente y eterna Victoria. Eres Virgen Perpetua, en tu Victoria, Señora, estaba y está, la Plenitud de la Gracia de Aquel que es todo bien”. Regalando con sus versos, además, una corona de 24 estrellas, las 12 correspondientes a las tribus de Israel y las restantes de los apóstoles. Reconociendo que la Victoria lo ha llamado, que quiere estar cerca de Ella y siente “cosquillas” cuando la ve. Desde esta misma noche forma parte del grupo parroquial.
Por su parte, Monserrat reconoció que “ha sido un regalo de la Virgen que nos haya puesto a fray Ricardo en el camino. Esta noche ha sido muy especial. La primera vez que se ha felicitado a la Virgen en su día, de la mejor manera que se podía hacer”. Mientras que, como muestra de la gratitud del grupo de devotos, el religioso recibió un cuadro con la foto que ha ilustrado el cartel de la convocatoria del besamanos de este año, obra de Rafael Pérez. Así como el libro ‘Al Cielo con Ella’ de la comunicadora sevillana Irene Gallardo, con la que el grupo y fray Ricardo tienen una estrecha relación. Terminó la exaltación tras dar un beso en el manto de nuestra Señora.