El obsequio de los padres de Paco Molina al obispo


Isidro Molina, Demetrio Fernández y Rosa Sánchez./Foto: Diócesis Paco
Isidro Molina, Demetrio Fernández y Rosa Sánchez./Foto: Diócesis

Hace tres años y medio, Paco Molina (un joven cordobés que, en aquel momento tenía 16 años) salió de su casa, estuvo con unos amigos y, tras avisar a su padre de que se iba a quedar en casa de uno de ellos, desapareció. Desde entonces hasta hoy, sus padres lo buscan de forma incansable. Ha habido pocas pistas, pero el apoyo recibido en redes sociales dio como fruto una pista que, aunque no era la buena, servía para insuflar ánimo a la familia.
Sus padres no han cejado en su empeño por encontrarlo en todo este tiempo. Nada más lejos de la realidad. De hecho, el pasado 20 de octubre -con motivo del cumpleaños de Paco- se celebraba una concentración en la plaza del Zoco. En la misma estuvieron presentes familiares de otros desaparecidos de la provincia, de Andalucía y de Extremadura. Un emotivo acto que contó, además, con la participación de la cantante cordobesa, Lya.
Dos meses después de aquella jornada, la familia de Paco sigue trabajando por encontrarlo. De tal modo que, este miércoles, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, se ha reunido esta con los padres de Paco: Isidro y Rosa. Como se ha indicado desde la Diócesis, estos han obsequiado al prelado con un pin que lleva las iniciales del 9M en alusión al 9 de marzo, día de los desaparecidos. Todo un símbolo para unos padres que, como explicaba el propio Isidro en una entrevista concedida a La Voz, viven un calvario, en forma de una incertidumbre que “te mata y te mantiene, a la vez, con la esperanza de encontrarlo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here