Enrique Garrido: “Tengo el concepto de las cuadrillas antiguas”

118

El capataz valora la jornada de homenaje ofrecida a sus costaleros este fin de semana

Enrique Garrido con su equipo de capataces y costaleros en 2019./Foto. LVC
Enrique Garrido con su equipo de capataces y costaleros en 2019./Foto. LVC

Enrique Garrido con su equipo de capataces y costaleros./Foto. LVC
Enrique Garrido con su equipo de capataces y costaleros./Foto. LVC

Hay capataces que, pese a que en su piel no les surquen arrugas son depositarios de un concepto tan antiguo como el oficio al que se dedican. Uno de los mejores ejemplos que hay en la capital es el de Enrique Garrido, quien este sábado -junto a su equipo- organizó en el bar Mariano Centro una comida para los costaleros que han trabajado con ellos, durante 2018.
Como ha explicado el capataz a La Voz, se trata de algo más que un rato de simple esparcimiento. En este sentido, Garrido explica que es “un reencuentro de todos los costaleros que han trabajado con nosotros en 2018. Desde Conversión, que es el primer paso que ponemos en la calle, hasta el traslado de la Reina de los Mártires”. Pero, “sobre todo, es una convivencia para darle un homenaje a la gente que ha trabajado y porque, devotos de Soledad, de Conversión o del Cristo de la Universidad -que, a priori, no tienen nada que ver en lo cofrade- convivan y se den cuenta que, con distintas advocaciones e imágenes, el servicio lo damos al Señor y la Virgen”.
Y es que, como subraya el capataz, “tengo el concepto de las cuadrillas antiguas. Gente que profesional y académicamente pueden ser muy distintos, pero al final cuando llegan a esto vuelven a un oficio muy básico, en el sentido de que debajo de un paso todos somos iguales”.
Garrido reconoce que “es muy emotivo juntar a tanta gente”. Y apunta que, “para haberse celebrado en estas fechas, con tantas comidas de empresa y familiares, juntamos a 60 y, en momentos puntuales, a 70 personas”. Y finaliza explicando que “nos reunimos en torno a una mesa y un mantel y pudimos departir. Fue un homenaje para ellos, que no es solo en beneficio nuestro, sino de la Semana Santa de Córdoba”, al ver a “gente de distintos sitios, de hermandades con cortes muy diferentes, que se une”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here