El agradecimiento de Enrique Garrido a sus cuadrillas


El capataz convoca a sus costaleros para la convivencia anual, que tendrá lugar este sábado día 15 de diciembre

Cristo de la Universidad, María Santísima en su Soledad, Nuestra Señora Reina de los mártires y Enrique Garrido./Fotos: Álvari Córdoba, Luis A. Navarro, Eva M. Pavón y LVC
Cristo de la Universidad, María Santísima en su Soledad, Nuestra Señora Reina de los mártires y Enrique Garrido./Fotos: Álvari Córdoba, Luis A. Navarro, Eva M. Pavón y LVC

“Las cofradías no solo son la igualá, ensayos y a la calle. Son el abrazo del reencuentro y contar una y otra vez las chicotás memorables. En nada les estamos convocando para las igualás, pero antes queremos verlos”. Con estas sentidas palabras, el capataz cordobés Enrique Garrido Montero finaliza la carta con la que se ha dirigido a los miembros de sus cuadrillas, a fin de convocarles a una jornada de convivencia.
La misma, que tendrá lugar este sábado, viene a poner el broche a un año que, una vez más, ha sido especialmente intenso, tanto para el capataz y su equipo como para los integrantes de sus cuadrillas. Costaleros que han vuelto a mostrar, en 2018, la medida de uno de los capataces más cotizados de la Semana Santa de la capital cordobesa.
El Cristo de la Oración y Caridad, el de la Universidad, la Virgen de la Presentación, la de las Lágrimas en su Desamparo, la Reina de los Mártires y la Soledad son el mejor ejemplo del trabajo bien hecho y del cuidado que Garrido pone en cada grupo humano que tiene la fortuna de dirigir durante la Semana Santa de Córdoba.
Un trabajo que, en fechas próximas, volverá a iniciarse de nuevo con motivo de las sucesivas convocatorias para las distintas igualás. Si bien, este sábado 15 de diciembre la cita con sus cuadrillas pondrá el broche a un año, en el que el capataz y sus costaleros han vuelto a dejar patente el auge que están viviendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here