La historia de la banda cordobesa que se tuvo que disolver


El periplo de la banda de cornetas y tambores Ciudad de Córdoba concluía este martes, tras el anuncio de su disolución

banda
Banda de cornetas y tambores Ciudad de Córdoba./Foto: Ciudad de Córdoba

Corría el año 2011, cuando se fundaba la banda de cornetas y tambores de Nuestro Padre Jesús Rescatado en la capital cordobesa. Entonces, como ahora, las formaciones musicales atravesaban un momento dulce y habían proliferado varias en la ciudad. Por tanto, la andadura se antojaba, cuanto menos, ilusionante.
Sin embargo, por distintas circunstancias, la formación que dirigía Israel Guijarro se escindió en 2015. Un hecho que, pese a los intentos de la hermandad de los Trinitarios, a la postre condujo a la desaparición de la banda, bajo esa denominación. De tal modo que parte de los componentes iniciaban un nuevo proyecto, que se denominó Ciudad de Córdoba. Sus cornetas sonaron hasta este 2018, cuando en la primera parte del año la formación anunciaba un punto y seguido. Mientras rescindía los contratos que tenía acordados para Semana Santa.
No obstante, el empeño de la banda prosiguió y, pese a no contar con demasiados componentes, su tesón propició que, a finales del pasado mes de agosto, los responsables de la formación llegasen a un acuerdo con la prohermandad de la Bondad, de cara a integrarse en el seno de la misma. Con la nueva denominación, los dirigentes del conjunto de música procesional acordaban su disolución tras siete años de esfuerzos y de fe en un proyecto que, por diversas circunstancias no ha llegado a cuajar. Pero de este nacerá uno nuevo, puesto que la Bondad no renuncia a tener su propia banda, por lo que seguirá trabajando en este sentido, durante los próximos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here