Dimite el hermano mayor del Rayo


En una carta dirigida a los hermanos, Carlos Arrebola confiesa que “los motivos que me hacen tomar esta decisión, tan dura para mí, son exclusivamente personales”

Carmen San Leandro
Imagen de archivo del abrazo entre el hermano mayor del Rayo y el capataz del Carmen de San Leandro de Sevilla./Foto. Carmen de San Leandro

El hermano mayor del Rayo, Carlos Arrebola, ha presentado su dimisión como máximo responsable de la cofradía del Sábado Santo cordobés. Ha sido a través de una carta dirigida a los miembros de la corporación, donde Arrebola ha confesado que “los motivos que me hacen tomar esta decisión, tan dura para mí, son exclusivamente personales”. Un hecho que, a su juicio, le impide “poder llevar a cabo mis labores como hermano mayor”.
“He dedicado lo mejor de mi tiempo, de mi persona e, incluso, de mi familia a servir a esta bendita hermandad a la que quiero con toda mi alma”, ha proseguido Arrebola. Este ha destacado que “es duro pensar que tantas horas de esfuerzo y dedicación puedan quedar empañadas por la decisión tomada. Estoy seguro de que no”. En este sentido, el hasta ahora máximo responsable del Rayo ha subrayado que “la decisión es un acto de responsabilidad que debe ser aceptado con naturalidad y que se hace pensando en lo mejor para la hermandad”.
Para Arrebola, estos años como hermano mayor “han sido los más entusiastas y maravillosos de mi vida”. Ello para aseverar que “siempre agradeceré a los hermanos de los Dolores y el Rayo el apoyo y cariño sin fisuras que siempre he recibido”. Destacando, a su vez, que “he tenido la suerte de contar con una junta de gobierno brillante y entregada, a los que les debo todo”.
Una despedida que cierra un periodo en el que Arrebola ha revitalizado esta devoción cordobesa que, durante los últimos años ha contado con una procesión el Sábado Santo, que tuvo el centro de su estación de penitencia en la Catedral. Y cuya imagen titular fue la protagonista del cartel de Glorias en 2017.