El sonido de la última chicotá de Enrique Aguilar


aguilar
Humildad y Paciencia./Foto: Jesús Caparrós

La salida extraordinaria de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, con motivo de 75 aniversario, dejó numerosos momentos para el recuerdo. Uno de los mismos se produjo al final de la procesión, cuando el capataz y la cuadrilla del titular cristífero de la Paz dedicaron una levantá al hermano mayor, Enrique Aguilar.
No fue una dedicatoria al uso, puesto que el responsable de la cofradía de Capuchinos se hallaba debajo del paso en esos momentos. Y, es más, era su despedida de las trabajaderas, la última chicotá de Aguilar. Acompañados por los sones de la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora del Rosario de Cádiz, como se puede apreciar en este audio, se vivieron momentos especialmente intensos.
Cabe recordar que, en una entrevista concedida a La Voz, Aguilar adelantaba su intención de salir de costalero en la extraordinaria y retirarse de esta faceta en ella. “Llevo 34 años de costalero. Aquí 31. Al entrar de hermano mayor hice el primer año, la primera chicotá: desde la salida hasta el azulejo de la Paz. Me salí y fui a por mí túnica”, recordaba. A lo que añadía un anuncio: “No volveré a salir de costalero cuando deje de ser hermano mayor. Me quiero retirar de costalero en la extraordinaria de Humildad”.
Otro de los aspectos que valoraba Aguilar radicaba en que vestir el hábito nazareno “es otra forma de ver y vivir la Semana Santa”. Mientras que señalaba que, de pequeño, también participó en el cortejo de la Paz en otros puestos, como llevando el libro de reglas. Asimismo, reconocía que ser hermano mayor “te hace vivir la estación de penitencia de otra forma, porque, aunque llevas al diputado mayor de gobierno, sientes mucha responsabilidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here