Un traslado multitudinario dentro y fuera del cortejo


Los hermanos de la Paz responden masivamente a la convocatoria de la cofradía

En la noche de este viernes las calles del centro y del casco histórico de Córdoba se llenaban de público, para disfrutar del solemne traslado de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia a la Catedral con motivo de su salida extraordinaria. Un acontecimiento que demostró una vez más, la gran repercusión que tienen los titulares de la hermandad de Capuchinos, como quedó demostrado a su paso por Cardenal Toledo, Conde de Cárdenas, la Plaza de la Compañía, Santa Victoria, Deanes y las inmediaciones de la Catedral.


Todos los enclaves por los que transitó Humildad se llenaron de devotos. Si bien, no fue el único punto reseñable de la jornada. Y es que el cortejo estuvo conformado por más de 200 hermanos, que dieron cuenta de la vitalidad de que goza la corporación penitencial que dirige Enrique Aguilar.

De hecho, el cortejo destacó por la compostura de este y la solemnidad con que, en cada momento del traslado de su titular al templo mayor, dio cuenta de un saber estar propio del histórico momento que se vivía. Los hermanos de la Paz respondieron masivamente a la convocatoria de la cofradía, que tendrá su correlato tanto en la misa en la Catedral de este mediodía como en la esperada salida extraordinaria de esta tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here