Anclados, el ilusionante proyecto de un colegio y su barrio


200 bicentenario Maristas proyecto
Colegio Cervantes./Foto: Jesús Caparrós

Los Maristas han celebrado, durante los últimos meses, el bicentenario del sueño que iniciara Marcelino de Champagnat. Un acontecimiento que suponía la apertura de una nueva e ilusionante etapa, cuyo reflejo en Córdoba se halla en el colegio Cervantes y, de forma más concreta, en interesantes iniciativas como el Proyecto Anclados.
Este tendrá una de sus citas el próximo 19 de octubre (19:30 horas) en el colegio Cervantes, donde se celebrará un concierto solidario, en el que actuarán Brotes de Olivo e Ixcis. El dinero recaudado irá directamente a la Fundación Champagnat, entidad encargada de gestionar las Obras Sociales Maristas. Otra de las intenciones es dar a conocer el Proyecto Anclados, iniciativa que surgió en el barrio de la Fuensanta con el objetivo de la intervención socioeducativa en jóvenes y adultos de la zona.
¿Qué es Anclados?
Como se indica desde Maristas, el nombre de Anclados proviene de un símbolo de las primeras comunidades cristianas y “vimos el ancla como algo muy significativo de lo que queríamos que fuese la asociación. Queremos anclarnos en la esperanza de que una vida es mejor para el barrio. Anclarnos en el futuro, crear nuevos cauces que hagan mejorar la zona a nivel educativo y social. Buscamos anclarnos en la cercanía, que la parroquia y la asociación estén siempre abiertas a las necesidades de los jóvenes”.
Los destinatarios son personas en riesgo tanto menores como adultos, todos ellos pertenecientes al Distrito Sureste de Córdoba: Barrios de la Fuensanta, el Santuario, el Arenal y el Arcángel. Se trabaja con familias que debido a problemas socioeconómicos no pueden atender las necesidades de formación de sus hijos. Familias cuyos componentes están en situación de vulnerabilidad, en paro, con trabajos precarios, desestructuradas, sin posibilidad de atender a sus hijos debido a su horario laboral, analfabetismo funcional, sin la formación necesaria, etc. De esta manera se busca dotar a esos menores de las herramientas necesarias para afrontar sus estudios en un ambiente seguro, con la ayuda necesaria y así poder ofrecerles alternativas de ocio saludables y educativas. Mientras que con los adultos se trabaja para mejorar su formación y así, tener más posibilidades de encontrar un trabajo o un trabajo mejor (título E.S.O., cursos de profesionalización, aprendizaje del castellano, etc.).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here