¿Se adaptan las bandas al estilo de los pasos o viceversa?

37

La Voz de las Cofradías aborda este jueves este apartado musical, con cuatro invitados de excepción

Rafael Jurado./Foto: Jesús Caparrós

(Joaquín de Velasco). El radioblog La Voz de las Cofradías vuelve este jueves, ara abordar uno de los debates candentes en el mundo cofrade: ¿Se adaptan las bandas al estilo de los pasos o es al contrario? Una cuestión con muchas connotaciones y que abordarán cuatro invitados con una amplia trayectoria en este apartado. El músico y compositor Rafael Wals; el relaciones públicas y responsable de imagen de la banda de cornetas y tambores de Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora de la Fuensanta, José Camacho; el músico de Redención y director de las bandas de Expiración de Doña Mencía y Humillación de Lucena, Rafael Jurado; así como el experto en música procesional y organizador, en su momento, de los conciertos en las iglesias fernandinas, Salvador Giménez.
El auge musical
En los últimos años está adquiriendo una especial relevancia el acompañamiento musical de los pasos. Por su parte, algunas formaciones musicales evolucionan en su estilo y tipología. Las bandas más clásicas de Cornetas y tambores incorporan ahora otros instrumentos que las aproximan al concepto de Agrupación Musical. Se adaptan a las distintas plantillas melodías de procedencia muy diversa, (como  el Ave María de Caccini, o “Grabriel´s oboe”, de Morricone, de la película La Misión).
En algunos círculos se considera superado el viejo concepto que pregonaba que los pasos de Cristo debían ser acompañados por cornetas o agrupaciones, y los pasos de virgen por las que se denominaban, quizás de forma impropia, bandas de palio. Así, vemos por ejemplo al Amarrado de Córdoba con banda completa (Tubamirum), o a las Angustias con una de cornetas y tambores (Coronación). A su vez, algunos pasos de cristo han ido cambiando de agrupación a cornetas o viceversa en función del momento.
Hay algunos acompañamientos musicales especialmente cuidados, como puede ser el repertorio que interpreta la Agrupación de la Redención tras el Cristo de la Clemencia, o la banda de la Esperanza tras las Lágrimas o la Soledad del Caído (éste último caso se hizo acreedor del galardón a la obra de arte efímera de la Voz de las Cofradías, en la gala celebrada en el patio de los Naranjos).
Tampoco deben olvidarse otros acompañamientos convertidos ya en clásicos y casi indisolubles (si es que en este tipo de relaciones existe algo así), como la música de capilla ante Expiración o Sepulcro, el coro Cantábile tras el Desconsuelo, o los coros masculino y femenino del Remedio de Ánimas.
Repertorios estándares
Por su parte, son ya numerosas las formaciones con repertorios lo suficientemente amplios y cuidados como para adaptarse al estilo de la hermandad a la que acompañan. Así, por ejemplo, Caido y Fuensanta tras Misericordia recurre a un repertorio muy clásico mientras que tras el Descendimiento o la Entrada Triunfal opta por marchas más actuales. Lo que la Esperanza toca el Domingo de Ramos tras su titular no se parece a lo que interpreta el martes en el Cister. Sin embargo, en otros casos se observa el uso de repertorios estándares, interpretados casi sin variación en distintas ciudades y tras titulares diferentes.
A su vez, en salidas extraordinarias es relativamente frecuente que la hermandad cambie de banda o incluso de estilo, lo que no deja de crear cierto malestar entre la plantilla que actúa en Semana Santa.  Por otra parte, siempre se ha especulado con la posibilidad de que algunos pasos que procesionan en silencio pasaran a llevar música.
El programa
El centro parroquial de la Trinidad, Carmen Márquez Criado, será el escenario del programa de este juves, que comenzará a las 21:30 horas y en el que se puede intervenir de forma presencial, así como a través de las redes sociales de La Voz de las Cofradías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here