“El Señor confió a Pedro su Iglesia, y hoy Pedro se llama Francisco. Que no le falte el aliento de todos en la oración”


El delegado de Apostolado Seglar, Salvador Ruiz Pino, pide la adhesión al Papa en un llamamiento a todos los movimientos eclesiales de la diócesis

familia
Salvador Ruiz./Foto: LVC

Si el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha remitido al Papa Francisco una carta manuscrita, remitiéndole el apoyo total de la diócesis de Osio; el delegado de Apostolado Seglar, Salvador Ruiz Pino, ha realizado un llamamiento –también por medio de una misiva– a todos los fieles laicos, parroquias, movimientos, asociaciones, grupos y realidades eclesiales diocesanos.
Ruiz, que ha comenzado citando a San Cipriano de Cartago, ha subrayado en su comunicación que, “en estos momentos difíciles, ‘tiempos recios’ como dijera Santa Teresa, la unidad efectiva y afectiva con el Santo Padre es más necesaria que nunca”. En este sentido, el delegado diocesano ha recordado que “el Santo Padre Francisco ha decidido invitar a todos los fieles, de todo el mundo, a rezar cada día el Santo Rosario durante todo el mes de octubre y a unirse así en comunión y penitencia, como pueblo de Dios, para pedir a la Santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del poder del diablo”.
“Es por ello que quisiera animaros, personal y comunitariamente, a uniros a esta petición que nos hace hoy el Papa”, ha señalado Ruiz. Este ha tenido hermosas palabras en la parte final de su misiva, cuando ha recalcado que “el Señor confió a Pedro su Iglesia, y hoy Pedro se llama Francisco”. De tal modo que no debe faltar al Papa “el aliento de todos en la oración. Ofrezcamos por él nuestros sufrimientos cotidianos y recemos el rosario. Que el Señor sostenga a su Iglesia y a su Vicario en la tierra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here