Una levantá que vale por cuarenta años


levantá
Hermanos mayores ante el Santísimo Cristo de Gracia./Foto: Jesús Caparrós

La capilla de Villaviciosa de la Catedral de Córdoba era el recinto sacro, donde la hermandad del Cristo de Gracia se preparaba -por medio de una celebración eucarística- para la salida extraordinaria por el 400 aniversario. Allí se produjeron algunos de los momentos más intensos de la jornada, que culminó con una levantá muy especial.


De forma previa, la cofradía que dirige Ricardo Rojas iba a tener uno de los detalles más especiales y emotivos, dentro del marco de una jornada histórica. Y ese no fue otro que la entrega de un reconocimiento, en forma de medalla, a los hermanos mayores que, durante las últimas cuatro décadas han dirigido los designios de la corporación de los Trinitarios. Entre los que se hallaban Enrique León, José Espejo y Juan González, entre otros.
Pero lo más emocionante del detalle es que fueron sus hijos los que le impusieron la medalla en el interior recinto sacro. El mismo que, minutos más tarde, sería testigo de la levantá que, ante los hermanos mayores, les dedicó el capataz del Cristo de Gracia, Luis Miguel Carrión. Un momento que es parte de la intrahistoria de una procesión que será muy recordada en el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here