Las mujeres con la vecina más antigua del barrio


barrio
Nuestra Señora de la Fuensanta Coronada, dispuesta en la parihuela para su traslado a la Catedral de Córdoba./Foto: Rafael A. Ojeda

En la Plaza del Pocito se guarda la esencia misma de Córdoba. Y es que, mientras su barrio aguarda a que se bendiga el agua y comiencen las fiestas patronales de la ciudad, los vecinos viven con emoción la llegada del momento en que rendir honores a su moradora más antigua, la que le dio nombre a la vecindad, la que estuvo primero, la Virgen de la Fuensanta.
Y en su santuario, la jornada de este miércoles se caracterizaba por el trasiego propio de los últimos preparativos, antes de ver a la patrona caminar hacia la Catedral. El templo mayor, para la Virgen que protege a sus hermandades (la llevarán hoy jueves, en rosario vespertino, los jóvenes de las cofradías), a su barrio humilde y obrero, a la ciudad entera.
Y Nuestra Señora de la Fuensanta llegará a la Catedral arropada por el cariño de las mujeres de su barrio. Las mismas que le cantaban ayer en su templo. Las mismas que han tejido con su amor el manto con el que la patrona llegará al primer templo de la diócesis. Realizado por una vecina de la Fuensanta, la pieza realizada en técnica de bolillo se une al rico ajuar que atesora la venerada imagen que porta en su parihuela la urna de los Mártires.
Así, hasta el 16 de septiembre, la Virgen será aun más protagonista en el pensamiento de sus gentes, de los hombres y mujeres de la Fuensanta que irán a verla, para dejar testimonio de que es ella, y solo ella, la vecina más antigua del barrio.

1 Comentario

  1. Pues mira rs un detalle muy bonito lo del manto, que demuestra sencillez y amor frente al interés por las grandes piezas de bordado ( que también están genial y ojalá vayan a más en la capital). Muy bonito detalle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here