Así es el ensayo de una banda de cornetas en agosto



Es una calurosa noche de agosto. Las cornetas suenan en mitad del polígono industrial de Chinales, un enclave en el que varias formaciones tienen su local de ensayo. Una de ellas es Caído y Fuensanta, que ya se prepara para su intenso mes de septiembre. Al comienzo del mismo, la banda de cornetas y tambores cordobesa presentará los actos de su décimo aniversario, además de participar en la procesión de la Fuensanta y en la extraordinaria de María Auxiliadora.

agosto
Ensayo de la banda de cornetas y tambores Caído y Fuensanta./Foto: Jesús Caparrós

Serán días grandes para una banda que, este curso, superará de largo el centenar de componentes. Su música se ha convertido en todo un referente en la capital y, en mitad de la noche de agosto donde los nuevos componentes practican al margen, el resto interpreta casi la totalidad de su repertorio. Cuando los sones de Silencio Blanco rasgan la atmósfera, el polígono, el calor, la ropa de calle… todo parece desposeerse y la marcha trasporta a un Miércoles Santo en San Pedro, de vuelta de la Catedral, con el crucificado de la Misericordia adentrándose en la historia de Córdoba.
Ensayo de la banda de cornetas y tambores Caído y Fuensanta./Foto: Jesús Caparrós

La Fe, Caridad y el Stábat Mater se dejan caer. La interpretación es, casi sobresaliente, teniendo presente que la banda apenas suma unos cuantos ensayos y que muchos de sus miembros están todavía disfrutando del periodo estival. Mientras Antonio Navarro nos recibe, Francisco Camacho -el director musical de Caído y Fuensanta- se esmera con uno de los instrumentos. Y Nono de Triana -asesor musical de la formación- observa y corrige cada detalle de la interpretación.
En el polígono las noches son distintas y las cofradías tienen un espacio con sus bandas. Allí, a ellas, no llegan las ayudas municipales y, mientras los aficionados se deleitan en YouTube, no caen en la cuenta de la cantidad de ensayos, de horas, de cálculos (en uniformes e instrumentos), para llegar no solo a Semana Santa, sino al día en que abrirás la procesión de la patrona. Y, por extraño que pueda parecer, en una noche de agosto, Silencio Blanco, La Fe y Caridad, casi se disfrutan más, al ver la entrega de quienes las interpretan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here