Dos marchas de agrupación para la historia de Córdoba


agrupación bandas marchas
Agrupación musical Nuestro Padre Jesús de la Redención./Foto: Luis Antonio Navarro

José Manuel Mena Hervás, natural de la localidad sevillana de Dos Hermanas, es uno de los músicos que gozan de mayor prestigio en el ámbito de las cofradías,e specialmente, dentro del género de agrupación musical. Autor prolífico, entre su intensa producción cuenta con más de 200 composiciones que se interpretan en gran parte de la geografía española. Nuestro Padre Jesús de la Victoria, ¡Oh, Bendita Estrella! o Stabat Mater Lacrimosa son algunas de sus creaciones más celebradas.
Director musical de la agrupación musical Nuestra Señora de Valme, los dos últimos Domingo de Ramos dejó una vez más su impronta en Córdoba. Si bien, la misma venía de antiguo puesto que, de su arte, nacieron dos composiciones que forman parte de la memoria colectiva de los cofrades cordobeses.

La primera de ellas es Oración. Dedicada a la hermandad del Huerto (19969, la marcha fue incluida en el disco ¡Estrella! (1997), publicado la agrupación musical Nuestro Padre Jesús de la Redención de Córdoba. La pieza es todo un himno no solo para la cofradía del Domingo de Ramos cordobés, sino que ha sido incluida en numerosas grabaciones de bandas como las de Afligidos de Utrera, La Unión de Montilla, Estrella de Granada y Pasión de Linares, entre otras.

La segunda de las marchas es Sagrada Cena, que, hace más de una década componía Mena Hervás. La obra pronto se convertiría en una de las más reconocidas del género y la misma ha sido interpretada en numerosos rincones de la geografía andaluza.
Ambas composiciones tienen, además de su autor, el denominador común de que fue la agrupación musical de la Redención la primera banda en interpretarlas, convirtiéndolas en auténticos himnos del género para la Semana Santa de Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here