La visita más especial a los ancianos del Figueroa


La Virgen de la Asunción visita la residencia del barrio cordobés, durante la procesión por el día de su festividad

Procesión de la Virgen de la Asunción./Foto: BJ

La Salve, cantada como si del remate de Encarnación Coronada de Abel Moreno se tratase, era entonada por los ancianos de la residencia del Parque Figueroa. Así recibían a la Virgen de la Asunción en el día de su onomástica. Un santoral distinto, patronal, el del 15 de agosto, que sirvió a los hombres y mujeres -que la contemplaban con la emoción en el rostro- para cantar el Feliz en tu día, a la imagen. Un gesto cargado de una ternura, que solo se encuentra en personas mayores y niños.

El Parque Figueroa vive uno de sus días grandes y se ha visto reflejado en el amplio cortejo que caminaba, tras los pasos de la Virgen de la Asunción, recorriendo un barrio que guarda ese sabor de la Córdoba que comenzó a crecer, a ritmo vertiginoso, a finales de la década de los ’70. Y esa pureza, ese sabor genuino de lo sencillo se pudo degustar en la procesión.
Los sones alegres, de fiesta -de día que brilla más que el sol- se suspendieron en la atmósfera del Figueroa, gracias a la sección juvenil de la banda de música Santa Cecilia de Montoro. Tras un cortejo en el que se notaba la mano de su párroco, el sacerdote montoreño Ángel Roldán, que ha sabido dinamizar a una comunidad parroquial, cada día más viva y fortalecida.
Los actos en honor a la patrona culminarán esta tarde-noche con la misa que se ofrecerá a la Virgen en las instalaciones del Club Figueroa, mientras la fe de su barrio no deja de crecer en torno a una parroquia viva que, en el día de la Asunción, ha vibrado como el corazón de los ancianos al ver a la Madre de Dios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here