Las cornetas vuelven a estar de moda


Los cambios de estilo musical de los últimos años vuelven a mostrar la pujanza del género

Cuando Alberto Escámez inventó, con los Bomberos de Málaga, un nuevo género dentro de la música procesional, seguramente, nadie o muy pocos llegaron a pensar que ese estilo gozaría de tan buena salud durante casi un siglo. Y ello pese a que, en mitad de dicho trayecto, aparecieran las agrupaciones musicales que, especialmente en las décadas de los ’80 y ’90 verían una gran pujanza. Durante las dos últimas décadas el género ha cobrado una nueva dimensión y, a día de hoy, las bandas de cornetas y tambores predominan de una manera amplia en las hermandades.
En el caso de Córdoba son más las bandas de cornetas que las agrupaciones las que actúan en Semana Santa. Si bien, por encima del número, algunos cambios han llamado la atención en los últimos años. Y es que, como se pudo observar en el Vía Crucis Magno de 2013, hermandades que llevaban agrupación musical para el acompañamiento de sus imágenes optaron por probar con un puntual cambio de género (por ejemplo, el Resucitado con Tres Caídas de Triana) que, en algunos casos sería definitivo o, al menos, temporal.
Elevación de Campo de Criptana fue uno de los emblemas de ese giro que, en su caso, fue momentáneo con el Señor de la Oración en el Huerto, puesto que, tras dos años de cornetas, la hermandad de San Francisco optó por regresar con la agrupación que la acompañó durante décadas, la de Nuestro Padre Jesús de la Redención de Córdoba.

Rosario de Cádiz
Banderín de la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Rosario de Cádiz./Foto: Jesús Caparrós

Distinto fue el caso de la cofradía de la Paz y el estilo del misterio de Humildad y Paciencia. Rosario de Cádiz marcó un antes y un después en la corporación que, décadas atrás, había contado con las cornetas de la banda de la Fuensanta, cuando ésta atravesó su época dorada. Después llegaron Virgen de los Reyes y Santo Tomás de Villanueva para, elegido Enrique Aguilar como hermano mayor, volver a aquel estilo, a través de los sones de Rosario de Linares. Cuatro años más tarde, Humildad llevará en su extraordinaria a Rosario de Cádiz y, a partir del Miércoles Santo de 2019, a las cornetas cordobesas de la Salud.
Juventud
Cristo del Mar, tras el misterio d el Buen Suceso./Foto: Luis A. Navarro

Otra hermandad que llevó las cornetas de la Fuensanta tras su paso de misterio fue la del Buen Suceso. La cofradía de San Andrés contó, además con Coronación de Espinas para, posteriormente, cambiar a agrupación musical, primero con Cristo de Gracia y, después, con la del Nazareno de Peñaflor. En 2018, la cofradía que ahora dirige Juan Luis Merchán ha regresado al estilo anterior de la mano de la banda Santísimo Cristo del Mar de Vélez-Málaga.
La formación costasoleña también pondrá sus sones el próximo año al misterio de la Presentación al Pueblo de la hermandad de la Juventud de Montilla. La cofradía de la campiña también opta por el género de Escámez, tras los acompañamientos de Cristo de Gracia en los últimos años y, previamente, por una de las agrupaciones de referencia dentro de este estilo, Sentencia de Jerez.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here