Un binomio musical cordobés único


La hermandad de la Misericordia anuncia la renovación de las bandas de Caído y Fuensanta, y la Esperanza para acompañar a sus titulares

semana binomio
Caído y Fuensanta, acompañando al Cristo de la Misericordia./Foto: CyF

La banda de cornetas Caído y Fuensanta, así como la de música de María Santísima de la Esperanza de Córdoba forman un binomio que, aparte de único se produce hasta en cuatro jornadas de la Semana Santa de la capital: Lunes Santo en la archicofradía de la Vera Cruz, Miércoles Santo en la hermandad de la Misericordia, Jueves Santo en el Caído, y Viernes Santo en la cofradía del Descendimiento.
Un binomio musical que tiene visos de proseguir durante bastante tiempo. Pueba de ello se halla en el anuncio que ha realizado la Misericordia, que renueva para el Miércoles Santo de 2019 a ambas formaciones musicales, para acompañar al crucificado de San Pedro y a Nuestra Señora de las Lágrimas, respectivamente. En este último apartado cabe destacar que la apuesta de la hermandad por la banda de la Esperanza se remonta a sus orígenes ya que, además de su propia cofradía, la de la Misericordia fue la primera con la que firmó un contrato de acompañamiento musical.
bandas
Bandas de la Esperanza y Caído y Fuensanta./Fotos: LVC y CyF
Por su parte, Caído y Fuensanta es a toda una referencia. En su repertorio se alterna la pureza de las cornetas de Alberto Escámez (Al Pobre Zaragoza, Consolación y Lágrimas, Cristo del Amor, Evocación, La Expiración, Virgen de la Paloma y Virgen del Mayor Dolor); así como un interesante apartado de composiciones propias que dan muestra de una brillante seña de identidad (Y entre brumas expiró…, Misericordiam Tuam, Fuensanta, El Profeta, El Señor de los Califas, Córdoba, Bajo tu Cruz, Señor de la Sangre, A Tus Brazos el Hijo de Dios, Al Señor de San Agustín, Al Rey de Reyes, Alianza y Al Alba Resucitó). Estas últimas obras de compositores contemporáneos, tan reconocibles como Ignacio José García Pérez, Manuel Jesús Guerrero Marín, José Mª Sánchez Martín, Emilio Escalante Romero y Francisco Camacho Roldán.