La hermandad Amor pone fin a la gestora


Las elecciones celebradas este domingo erigen a Rocío Arranz como hermana mayor electa

hermandad
Cristo del Amor en la Catedral./Foto: Cabildo

La hermandad del Amor ha vivido este domingo una jornada histórica. Y es que, más de dos años y medio después, la cofradía de Jesús Divino Obrero ha celebrado un cabildo general de elecciones que pone fin a la etapa de la gestora que gobernaba la corporación.
El resultado del proceso electoral deja a Rocío Arranz, única candidata que concurría, como nueva hermana mayor del Amor, a expensas de la ratificación de la autoridad eclesiástica. La candidatura de Arranz ha obtenido 94 votos a favor, 10 en contra y una abstención.
Cabe recordar que, desde 2015 y hasta el tramo final de 2017, el presidente de la gestora fue Miguel Ángel de la Torre, quien presentaba su renuncia. La dimisión era fruto, de hecho, de “un largo proceso de reflexión” y se adoptaba una vez estaban saneados los distintos ámbitos de la cofradía del Domingo de Ramos. Ejemplo de ello radicaba en el balance económico que presentaba la hermandad. Y es que la corporación cuenta con un considerable saldo a favor. Una cantidad que, descontada la primera fase de pago de la nueva mesa del palio de la Virgen de la Encarnación, dejaba como superávit más de un millón de las antiguas pesetas.
El testigo de De la Torre lo tomó Rafaela Vázquez Cañete. Mientras que el cargo de secretario correspondía a Juan Carlos Jiménez Díaz, y el de tesorero a Rafael Mantero Serrano. Ellos, junto con un grupo de colaboradores, han seguido gestionando a la hermandad hasta el día de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here