Compás de Incensario: “Las Agustinas son nuestras guías espirituales en momentos complicados y toma de decisiones”


Entrevista al hermano mayor de Las Angustias de Cabra, Jaime Garrido

(Eduardo Luna). Las grandes responsabilidades conllevan grandes decisiones. Jaime Garrido ha asumido en su mandato el anhelo más importante de esta señera Cofradía en su casi cien años de historia. Un joven cofrade que tomó las riendas y con paso firme tomó la decisión de afrontar este reto como es, la restauración del excepcional grupo escultórico de Las Angustias de Cabra, santo y seña de nuestra Semana Santa. Además este proceso recae en las manos de un profesor egabrense experto en estas lides como es, Santiago Molina Ruiz que ya ha demostrado con creces su especialización artística en restauraciones de delicado desarrollo como las de Jesús Nazareno o Jesús Preso, ambas grandes obras del barroco egabrense.
-La necesidad de restauración era clara pero ¿Cuándo se decide firmemente el acometer este gran proyecto?

FOTO JAIME GARRIDO ANGUSTIAS
Santiago Molina Ruiz ./Foto: LVC

-Tras el besapié del pasado año (2017), las monjas nos pidieron que de manera excepcional, dejásemos al Señor (hasta su subida al trono), en el coro bajo, sobre su nueva cuna elaborada al efecto para los cultos, allí, junto a Ellas. De esta manera lo tendrían más cerca y les acompañaría en sus rezos diarios. Es a partir de este momento, cuando ellas se dan realmente cuenta de los desperfectos que a simple vista se le aprecian (apertura del embón, desprendimientos de cazoletas, etc). Les preocupa la situación  y nos piden que comencemos a trabajar ello.
-La responsabilidad es muy alta ¿tenían claro desde un primer momento la persona encargada de la restauración o valoraron varias vías?
Como bien comentas, la responsabilidad es altísima. Es un momento muy delicado, el corazón y la mente se invaden de sentimientos, emociones y dudas.  Pero la junta de gobierno que presido junto con nuestras Madres Agustinas, tras detenernos a estudiarlo, lo tuvimos claro y cada proceso a seguir se estudió concienzudamente.
 -¿Cuáles son las fechas que se  barajan para la vuelta a casa de Las Angustias?
Hablar de fechas en una restauración de esta envergadura es complicado, ya que no puedes controlar todos los tiempos de manera exacta, pero si todo marcha como hasta ahora, cercano a la cuaresma ya estarán devuelta a casa.
 -¿Cómo son las relaciones con las Madres Agustinas y si han sido partícipes de dicho proyecto?
Como anteriormente he citado, hablar de la restauración de las Angustias y su Hijo Yacente sin las Madres Agustinas, no tendría sentido. Como todos sabemos, hablar de las Angustias en Cabra es hablar de las Madres Agustinas y viceversa. Ellas son principales partícipes en la restauración, las mantenemos al día de todo el proceso y son nuestras guías espirituales en los momentos complicados de toma de decisiones.
-Todos veíamos la necesidad de recuperar el esplendor de este magnífico grupo  escultórico ¿ha llegado tarde, bien o antes de tiempo?
La restauración ha sido un hecho que siempre ha sonado en la Cofradía, pero por diversos motivos no se pudo lograr. Creo firmemente que ha llegado cuando ELLOS han querido, gracias a Dios, ha llegado a tiempo.
-Sin duda será otro hito más en la historia de Cabra y de su Semana Santa ¿sienten el peso de la responsabilidad o están tranquilos por las manos que están tratando las Imágenes?
El peso de la responsabilidad es enorme, no hay segundo al día que no piense en ella. Pero a la vez, estamos tranquilos, todo se está desarrollando de una manera magnífica. Las manos de Santiago son una bendición, y todo marcha genial. Será espectacular en su regreso.