El programa del nuevo hermano mayor del Huerto


hermano mayor
Nazarenos de la hermandad del Huerto./Foto: LVC

“Armonía, entrega, transparencia y atención a los hermanos”, eran las premisas que definían programa -para el cabildo de elecciones de 9 de junio- del candidato y ya hermano mayor electo del Huerto, Francisco José Figueroba.
Esta semana, Figueroba se dirigía a los hermanos para exponerles su proyecto durante los próximos cuatro años. Un programa que, a la postre, ha obtenido la confianza de estos, reflejada en los 132 votos a favor que ha logrado. “Juventud, patrimonio y hermandad” eran algunos de los aspectos que Figueroba subrayaba
Juventud
El nuevo hermano mayor recordaba que el primer grupo joven se fraguó en 1986. “No se puede acabar con algo que tiene más de treinta años. En aquel grupo y en los posteriores años se han formado algunos de los miembros de la candidatura”, destacaba Figueroba. Éste aseguraba que “estamos convencidos de que trabajaremos juntos en todo lo que ya hacéis y cuantas actividades propongáis. El grupo joven es un activo de la Hermandad, independientemente de la junta de gobierno que esté”, sentenciaba.
Patrimonio
Virgen de la Candelaria en la Catedral./Foto: Jesús Caparrós

Entre los numerosos aspectos que el nuevo hermano mayor anunciaba en su programa, cabe destacar el apartado patrimonial. Así, Figueroba destacaba que “el patrimonio material es una cuestión de herencia y proyecto de cofradía. El palio de la Candelaria debe avanzar en su confección definitiva, es un asunto mayor y no debe ponerse en duda la continuidad de su diseño y ejecución. El paso del Señor Amarrado a la Columna también necesita de pequeños aportes, en línea con el estilo ya clásico en los 14 años desde su reincorporación a la estación de penitencia, que lo define y es buscado por devotos y espectadores cada Domingo de Ramos”.
“Por otro lado, no olvidamos que la casa de hermandad pertenece en propiedad a la cofradía y que es nuestro deber adaptarla a las necesidades crecientes de nuestro día a día. Y también queremos revisar el patrimonio que precise reparación o restauración e intervenir en la capilla de nuestros sagrados titulares”, subrayaba el entonces candidato.
Finalmente, Figueroba ponía también el acento en que “lo que sí podemos asegurar es que, cada proyecto, cada actuación, se hará con la máxima transparencia, tanto en la inversión económica, como en los trámites, sin que ningún hermano le pueda quedar la más mínima duda sobre la gestión”.
Hermandad
domingo
Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto./Foto: Jesús Caparrós

“Pero lo que más nos ocupará es el hermano. Sin él no hay hermandad, no hay vida fraterna y se hace más difícil la transmisión de la fe a los más jóvenes”, destacaba el que será nuevo responsable de la cofradía del Huerto. “Necesitamos referentes”, insistía Figueroba, quien no dudaba en recalcar su deseo de que se tenga “un ambiente de acogida, que todos se sientan en su casa; los hermanos son más que una cuota, tienen nombre y apellido”. Y añadía que “pondremos al hermano en el centro, escuchando sus necesidades, sus opiniones, admitiendo su colaboración. Una Hermandad sin sus hermanos carece de sentido”.
Para alanzar ese objetivo, la nueva junta potenciará “el acompañamiento a los hermanos, en especial de los hermanos nazarenos y costaleros y los más pequeños de la cofradía. Con encuentros, convivencias, formación y apoyo en las circunstancias vitales de cada uno. También con sus familias”.
“Necesitamos un aumento de hermanos”, reconocía el nuevo hermano mayor. “Y eso se logra cuando se es referente. La Hermandad del Huerto será referente, evangelizadora, con una convivencia fraterna, una labor formadora constante y una obra social de la que nos sintamos orgullosos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here