Javier Murillo: "Buscaré los puntos comunes para que la única beneficiada sea la hermandad del Calvario"


El candidato a hermano mayor del Calvario asegura que, "en el caso de ser elegido hermano mayor, intentaré por todos los medios revertir esta situación"

Murillo
Javier Murillo./Foto: BJ

El próximo domingo, la hermandad del Calvario celebrará sus elecciones a hermano mayor. Uno de los dos candidatos que se someterán a la confianza de los miembros de la corporación será Javier Murillo. Perteneciente a la nómina de hermanos desde enero de 1975, uno de los recuerdos más emocionantes que conserva se halla en “las dos ocasiones en que he visto a mis dos hijos vestir, por primera vez, el hábito nazareno”.
La publicación de un libro divulgativo de la historia de la hermandad; afrontar el estudio del comienzo del diseño del bordado del paso de palio; la realización de los trámites protocolarios para cursar la solicitud de la concesión del título de “Real” para la hermandad; el aumento del número de nazarenos, con un plan específico de confección de nuevas túnicas y el ponerlas a precios asequibles; así como un estudio integral de nuestro itinerario y horario; son algunos de los numerosos proyectos que, el candidato a dirigir la cofradía del Calvario, tiene en su programa.
-¿Cómo son sus comienzos en la hermandad del Calvario?
Murillo 3
Javier Murillo./Foto: BJ

-Mi pertenencia a la Hermandad del Calvario se remonta desde muy temprana edad. Desde siempre mis padres me comentaron que me hicieron hermano a los pocos meses de mi nacimiento, pero la fecha más antigua que he podido constatar de mi antigüedad es de enero de 1975.
-¿Qué significa para usted la cofradía?
-Significa el tener una devoción por mis titulares. Es tener compromiso y una seña de identidad. El ser cristiano, dar ejemplo y, cómo no, a estar dispuesto a colaborar con tu cofradía.
El recuerdo más emocionante.
-Han sido varios los momentos que tengo presentes. El primero de ellos, y aunque de éste hace ya muchos años, fue la primera vez que salí el Miércoles Santo. Como he dicho fue con pocos años de edad, pero son recuerdos que nunca se olvidan.  El segundo de ellos, fue aquel año en que nuestros titulares bajaron por la Cuesta del Bailío. Sin duda espectacular. El tercero, fue la primera entrada en la Santa Iglesia Catedral de nuestra hermandad cuando se tomó la decisión de hacer estación de penitencia en el primer templo de la diócesis. Y más de cerca, las dos ocasiones en que he visto a mis dos hijos vestir, por primera vez, el hábito nazareno de la hermandad del Calvario.
-¿Cuándo decide dar el paso de presentarse?
-La decisión definitiva la tomé hacer unos meses, pero esta idea me venía rondando desde hace un año y medio aproximadamente.
Quiero destacar, en este punto, el apoyo que tengo de mi familia, principalmente de mi mujer. Sin este apoyo, que lo considero fundamental, no podría haber dado este paso tan importante.
-¿Por qué?
-Por afianzar mi compromiso con mi hermandad. El querer llevar a cabo un proyecto que creo que puede ser ilusionante para los hermanos del Calvario.
-¿Cuáles son los ejes fundamentales de su proyecto?
-El primero de ellos es mantener una continuidad con relación a lo que se ha realizado en los últimos cuatro años. Afianzando aquellas Vocalías y aquellos puestos dentro de la hermandad que han conseguido una gran estabilidad.
Por otra parte, llevar a buen término, aquellos proyectos que especifico en mi candidatura.
-¿Qué estrenos o novedades tiene previstos?
Murillo 4
Javier Murillo./Foto: BJ

-En el período de estos cuatro años, si obtengo la confianza de los hermanos del Calvario, para ser Hermano Mayor, son varios los proyectos:
Dentro de los proyectos patrimoniales puedo destacar los siguientes puntos:

  1. Sustitución de los faldones de Bocinas del tramo de Cristo.
  2. La creación de un equipo de acólitos de la hermandad.
  3. Avanzar, en la medida de lo posible, en el enriquecimiento del paso de palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor. Posteriormente, afrontar el estudio del comienzo del diseño del bordado del paso de palio. Acometiendo en un principio la restauración del manto de salida de Nuestra Señora del Mayor Dolor.
  4. La publicación de un libro divulgativo de la historia de la hermandad.
  5. Ejecución de 4 ciriales para el paso de Cristo junto con las ropas de los acólitos y pertiguero.
  6. Implantar nuevamente las mantillas dentro de nuestra Cofradía.
  7. Elaboración, estudio, aprobación e implantación de un Régimen Interno de la hermandad.
  8. La realización de los trámites protocolarios para cursar la solicitud de la concesión del título de “Real” para la hermandad.

En el ámbito de la cofradía:

  1. Aumento del número de nazarenos, con un plan específico de confección de nuevas túnicas y el ponerlas a precios asequibles para que aquellos hermanos que quieran tener su túnica en propiedad lo puedan hacer.
  2. Mejorar y agilizar el reparto de papeletas de sitio, incluyendo la reserva previa en los diversos canales que la propia hermandad ponga a disposición de los hermanos… teléfono de contacto, correo electrónico de la propia hermandad, etc.
  3. Estudio integral de nuestro itinerario y horario, incluyendo posibles modificaciones orientadas a reducir el sacrificio de nuestros nazarenos y mejorar la estética de nuestra cofradía en la calle.
  4. Reordenación de la cofradía, con la ampliación del número de nazarenos tanto en el tramo de Cristo como de Virgen y otras mejoras como la regulación de las ante presidencias y presidencias.
  5. Fomentar la estabilidad de las cuadrillas de costaleros, facilitando el trabajo de nuestros capataces en la dirección de las mismas, velando por una mejora constante en el andar de los pasos, sin renunciar al estilo que nos ha caracterizado todos estos años.
  6. Llevar un control exhaustivo por orden de antigüedad de los hermanos en los distintos puestos que se soliciten dentro del cortejo procesional.
  7. Establecer unas directrices que garanticen un repertorio cuidado en el acompañamiento musical de nuestra Estación de Penitencia, que se encuentre en consonancia con la línea estética que creemos debe mantener nuestra hermandad.

Pero todo esto no sería posible sin potenciar de una forma muy significativa:

  1. Una buena comunicación con los hermanos. Vía correos electrónicos, cartas, boletines, etc.
  2. Formación para nuestros hermanos, es por los que las Vocalías de Cultos y Juventud establecerán anualmente, un plan de formación para el curso, con el objetivo de integrar a los diferentes estratos de edad y de colectivos de la hermandad:

Jóvenes: Catequesis de confirmación, formación litúrgica para acólitos, preparación de misas para niños, etc.

Junta de Gobierno: formación específica, retiros espirituales, jornadas de oración.

Hermanos: participación en jornadas de cursillos de cristiandad, jornadas de mediación familiar y todas aquellas líneas de formación que los hermanos nos planteen.

Hermanos y Cofrades: continuación con los ciclos de conferencias, que con el nombre “Los Miércoles del Calvario”, han tenido lugar en nuestra casa de hermandad previos a los Cultos de Nuestros Amantísimos Titulares.

-¿Habrá cambios en las demás parcelas?

Murillo 2
Javier Murillo./Foto: BJ

-No, simplemente habrá una adecuación a las nuevas necesidades de la hermandad.
-¿Qué cualidades destacaría del equipo que le acompaña?
-La principal de ellas es la experiencia. Se ha querido buscar a un equipo humano con una dilatada experiencia dentro de la hermandad. Mezclando, al mismo tiempo, la juventud de otros, haciendo su ilusión y ganas de participar más activamente y aprender, el punto de equilibrio.
-A su juicio, ¿qué le falta a la Hermandad a día de hoy?
-Unión. De todos es bien conocida la falta de cohesión interna. Hecho éste que se ha puesto de manifiesto en estos últimos cuatro años. Es por ello que, en el caso de ser elegido hermano mayor, intentaré por todos los medios revertir esta situación. Buscar puntos comunes entre todos para que la única beneficiada sea la hermandad del Calvario.
-¿Cuáles son los puntos fuertes de la Cofradía?
-Sus 300 años de historia. A lo largo de todos estos años son muchos los hermanos que han pasado. Algunas veces se dice, que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero tengo que decir que mi tiempo es el presente y que me quedo con todos y cada uno de los hermanos que formamos actualmente nuestra Hermandad. Todos atesoramos un capital humano extraordinario. La hermandad en cuatro años hará Historia y nosotros somos parte fundamental de esa historia.
-Un sueño y un reto.
-Mis principales retos en estos cuatro años serán el poder realizar todos y cada unos de los proyectos que están plasmados en mi candidatura… y todos aquellos actos que tenemos previsto realizar en las dos fechas claves de los próximos años, el 75 aniversario de Nuestra Señora del Mayor Dolor y los 300 años de historia de nuestra hermandad. Será un reto poder realizar una salida extraordinaria de Nuestros titulares a la Santa Iglesia Catedral con motivo de su tercer centenario. El poder rememorar el Vía Crucis de antaño al Marrubial.
Mi sueño es poder llegar a ser hermano mayor de mi hermandad y espero ser merecedor de la confianza de mis hermanos para poder realizarlo, el próximo día 10 de junio en el cabildo general de elecciones.