Matan a un sacerdote en la República Centroafricana


Juan José Aguirre, obispo de Bangassou. República
Juan José Aguirre, obispo de Bangassou. Foto. LVC

La República Centroafricana es uno de los lugares del mundo donde se genera más violencia. Así lo ha explicado de forma incansable el obispo cordobés de Bangassou, Juan José Aguirre. Éste no deja de prestar ayuda e intenta mediar y ser altavoz para que se detenga un conflicto que, como terrible saldo, se está llevando centenares de vidas humanas. Una de las últimas ha sido la de un sacerdote en la capital de la República, Bangui.
El prelado ha narrado a COPE los dramáticos acontecimientos sucedidos en el ataque a la iglesia de Nuestra Señora de Fátima. El atentado se ha saldado hasta el momento con 16 muertos y Aguirre no ha dudado en señalar que se trata de un acto “brutal y gratuito”. Asimismo, el obispo de Bangassou ha señalado que “el ambiente estaba caldeado desde hace 20 días porque había soldados que querían desarmar a radicales de Banghi. Y lo que ha ocurrido este martes es que sin previo aviso tiraron bombas y granadas”.
Aguirre ha explicado que, durante el ataque, murió el sacerdote, Albert Toungomale Baba, “que salió de la Iglesia a auxiliar a un herido”. En este sentido ha especulado que, “quizá, una bala perdida le dio cerca del oído y murió. Después llevaron al sacerdote muerto por las calles hasta la residencia”. Como suele suceder en estos casos, “por la noche, los no musulmanes se vengaron quemando una mezquita”.
Cabe recordar que los ataques no han dejado de sucederse en República Centroafricana, durante los últimos meses y años. El propio Aguirre ha hecho, incluso, de escudo humano para salvar las vidas de las personas a las que acoge. Y ello siempre con una voz firme, un mensaje de esperanza y acciones continuadas para mejorar la situación de una comunidad golpeada continuamente por la violencia más salvaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here