El informe de la iglesia Madre de Dios y el acuerdo no prescrito


Julio Anguita siendo alcalde quiso anular el acuerdo de cesión del Obispado al Consistorio, en virtud del tiempo transcurrido

informe
Iglesia Madre de Dios./Foto: Jesús Caparrós

La iglesia Madre de Dios nunca ha tenido suerte. De hecho, el templo que se halla entre la Fuensanta y el barrio de Santiago soportó una construcción inacabada, el expolio de la invasión francesa, una reconstrucción, una cesión al Ayuntamiento y décadas de abandono. De ahí que hace casi tres años se tuviera que intervenir de urgencia, pero en eso quedó, un apaño.
Como recordábamos ayer, el templo lleva cedido al Consistorio desde la segunda mitad del siglo XIX (1864) con la única -y no baladí- condición de que sea devuelto a su legítimo propietario -el Obispado- en el mismo estado en que se realizó el préstamo. Y, cosas de la vida, en aquel momento de la centuria decimonónica la iglesia presentaba un aspecto mucho mejor que el actual. Hecho que no es difícil, si se echa un simple vistazo al lamentable estado en que se halla exterior del edificio.
Una reparación costosa de la que ya un alcalde no quiso hacerse cargo, máxime si la misma era para devolver el templo a su dueño. Y es que Julio Anguita discutió la validez del acuerdo hace algo más de tres décadas, en base a que había pasado más de un siglo del mismo. El área municipal correspondiente tuvo que realizar un informe. La sorpresa es que los funcionarios contradijeron a su regidor en el documento elaborado.
El informe venía a establecer que, por mucho tiempo que pasara, lo acordado, si no había cambios posteriores, debía respetarse. Motivo por el cual el Ayuntamiento debía devolver la iglesia en las mismas condiciones que las recibió. Es más, en un artículo publicado por entonces en diario Córdoba, el canónigo Manuel Nieto Cumplido corroboraba la tesis del estudio municipal. Ello en respuesta a Anguita, que negaba validez al acuerdo por el tiempo transcurrido.