El templo que no pueden devolver a la Iglesia


La iglesia Madre de Dios se halla en un estado deplorable y el Ayuntamiento, que la tiene cedida, debe devolverla a la Diócesis en el estado en que le fue entregada

templo
Iglesia Madre de Dios./Foto: Jesús Caparrós

Hay preguntas que son difíciles de responder y otras, en cambio, tienen fácil solución. En este último apartado se halla la iglesia Madre de Dios. Ubicada en una de las entradas al barrio de la Fuensanta, el exterior del templo se halla en un estado deplorable, donde la maleza y el estado ruinoso de la fachada son el testigo mudo de años sin que se le dé solución. La última, que se antojaba definitiva, se intentó llevar a cabo en 2014, con Luis Martín al frente de la Gerencia de Urbanismo. Si bien, el cambio de gobierno en el Consistorio no sirvió para que se agilizasen los trámites -obras- que, pese a comenzar, nada invita a pensar que se vayan a concluir.

La iglesia de Santa María -conocida en Córdoba como Madre de Dios- es una obra inacabada del siglo XIX. Su propiedad pertenece al  Obispado, pero en 1864 (tras diversos avatares como la invasión napoleónica o la desamortización) se cedió para el uso municipal. Solo había una condición para su devolución: entregar el edificio como en el estado de conservación en que se hallaba en aquel instante del siglo XIX. A la vista del estado actual, de momento, nada aventura a pensar que se vaya a reintegrar a la Diócesis en breve.

No obstante, diciembre de 2015 y tras una intervención acordada a principios de 2014, comenzó el proceso de apuntalamiento del templo. Hasta donde se sabe el edificio sufre daños en su estructura, humedades que afectan a la madera de la cubierta y provocan hundimientos, y fisuras. Un estado ruinoso al que le falta mucho trabajo por realizar.

Cabe recordar que la iglesia, asociada al convento Madre de Dios que existió en el entorno de la misma, tuvo diferentes usos desde su construcción. Así fue utilizada como caballeriza, fábrica o asilo de mendicidad, entre otras. El antiguo terreno del convento es ocupado hoy por la Casa de Acogida así como por la Casa de la Juventud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here