El triunfo de la música cordobesa


mayor dolor
Juan Rafael Cabezas y Daniel García./Foto: Jesús Caparrós

En numerosas ocasiones, el repertorio musical con que se acompaña a una imagen pasa desapercibido. Si bien, este aspecto no fue ajeno al jurado de las Distinciones La Voz de las Cofradías, que ha querido reconocer el que la hermandad de Jesús Caído y la banda de música de la Esperanza ofrendaron a Nuestra del Mayor Dolor en su Soledad, el pasado Jueves Santo.


Una exquisita selección de piezas musicales que se incardina en los parámetros de una distinción busca cubrir todas las facetas estéticas de la vida de las cofradías que no deban considerarse patrimonio permanente. Así, han tenido cabida en las deliberaciones el exorno floral de los pasos, la innovación en el arte de vestir, la composición novedosa de un paso de misterio, el montaje de altares de cultos, la disposición de candelerías, etc.
El repertorio interpretado tras el paso de palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, se caracteriza por su apuesta decidida por la calidad de las composiciones escogidas, y por el elevado número de piezas cordobesas. Estas marchas, que en determinado momento parecieron abocadas a desaparecer, viven hoy un renacer de la mano de la cofradía, que trabaja codo con codo con la banda de música de la Esperanza en la elaboración de una escaleta musical exquisita, en la que cada marcha que suena, y el lugar en el que lo hace, tienen una razón de ser. El galardón fue recibido por el hermano mayor de Jesús Caído, Juan Rafael Cabezas, de manos del representante de una de las instituciones patrocinadoras de las distinciones: Daniel García Ibarrola, de El Corte Inglés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here