La Sentencia y su misión evangelizadora


El hermano mayor, José Antonio Salamanca, recogía de manos del deán-presidente del Cabildo Catedral, el reconocimiento al trabajo de la cofradía

José Antonio Salamanca y Manuel Pérez Moya./Foto: Jesús Caparrós

El reconocimiento a la labor evangelizadora de las cofradías en la formación cristiana, tanto en el cuidado de la dimensión espiritual de los cofrades como en proyectos de apostolado en su entorno; tuvo reconocimiento en la entrega de las Distinciones La Voz de las Cofradías.
El hermano mayor de la Sentencia, José Antonio Salamanca, recogía de manos del deán-presidente del Cabildo Catedral de Córdoba, Manuel Pérez Moya, el reconocimiento a una labor intensa y siempre necesaria.
El trabajo de la cofradía de San Nicolás

La hermandad de la Sentencia realiza durante el curso ocho charlas de formación. Dos retiros en Adviento y Cuaresma con meditación, exposición del Santísimo, oración personal y confesión. De octubre a mayo, todos los sábados en la ermita de la Alegría misa de hermanos con posterior rezo de la sabatina a Nuestra Señora de la Alegría. El tercer sábado de cada mes, son los jóvenes de la hermandad los encargados de preparar la Eucaristía, y reciben previamente una charla de formación.
En cuaresma, todos los hermanos nazarenos de nuevo ingreso en la cofradía, así como los niños que han salido de monaguillos y pasan a vestir el hábito, reciben un breve curso de formación cristiana dirigido por el Vicario Parroquial. A continuación el Teniente Hermano Mayor les explica el sentido de la estación de penitencia y las normas y características de la hermandad.
El Viernes de Dolores, los monaguillos reciben una catequesis del sacerdote, se lee el evangelio del pasaje de la Sentencia del Señor, se les explica la escena representada en el paso de misterio y se les habla de la Virgen. A su término, mientras celebran una chocolatada, el diputado mayor de gobierno da indicaciones a los padres sobre el sentido, el comportamiento y la operativa de la estación de penitencia.
El mismo Lunes Santo, antes de la misa de nazarenos, se celebra un acto penitencial en el que entre 10 y 15 sacerdotes confiensan a todos los hermanos.
Además, haciendo honor a su carácter sacramental, la hermandad mantiene el turno de adoración nocturna número 16, llamado Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, con diez vigilias anuales el segundo martes de cada mes (Excepto julio y agosto).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here