La Voz de las Cofradías premia a los mejores


El obispo, Demetrio Fernández, señala que estos galardones "no son un acto de autocomplacencia, sino de estimulo y servicio"

La reciente celebración de la Semana Santa ha dejado en la retina de los cofrades momentos inolvidables, así como sensaciones intangibles que demuestran la grandeza de espíritu de quienes están detrás de las cofradías, trabajan por ellas todo el año y practican desde ellas las virtudes cristianas. La Voz de las Cofradías, el espacio cofrade y radiofónico de La Voz de Córdoba ha querido reconocer estas acciones con unos galardones que en su primera edición se han entregado en el Patio de los Naranjos de la Mezquita Catedral bajo la presidencia del obispo, Demetrio Fernández, quien señaló en su intervención que de la Semana Santa de Córdoba “se habla en el mundo entero y no es una exageración”.
El prelado ha hecho hincapié en la importancia de celebrar el acto de entrega de estos galardones en la Mezquita-Catedral, donde “nos sentimos en nuestra propia casa, porque es la casa de Dios y la de todo el que quiera venir a ella”. El obispo, recién llegado de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal ha señalado que han sido muchos obispos los que le han felicitado porque han seguido el desarrollo de la Semana Santa de Córdoba a través de las retransmisiones televisivas o de internet. También ha indicado que le consta que el Papa Francisco ha leído una publicación en la que él mismo escribía una artículo sobre la Semana Santa cordobesa. Por último ha felicitado a los galardonados y a la organización de estos premios señalando que los mismos “no son un acto de autocomplacencia, sino de estímulo y de servicio”.

Ricardo Rojas y Elena Murillo.
Ricardo Rojas y Elena Murillo. /Foto: Jesús Caparrós

Los hermanos mayores de la práctica totalidad de hermandades, así como centenares de cofrades, autoridades y representantes de los más diversos sectores sociales de la capital fueron testigos de esta entrega de premios que también pretende ser un estímulo para ediciones venideras, con el trofeo diseñado y realizado por el orfebre cordobés Emilio León, con el apoyo del Cabildo de la Catedral y de El Corte Inglés. El jurado ha estado compuesto por José Juan Jiménez Güeto, Francisco Gómez Sanmiguel, Antonio Varo Pineda, Elena Murillo Paños, David Simón Pinto Sáez, Miguel Ortiz Cabello, José Luis Vidal Soler y Rafael Wals Dantas.
En el acto, presentado por la periodista Irene Gallardo, tras un vídeo introductorio, intervino el deán del Cabildo Catedral, Manuel Pérez Moya, quien destacó que estos galardones “suponen un reconocimiento publico a la labor evangelizadora, cultural y de caridad que desarrollan nuestras hermandades en beneficio de la ciudad de Córdoba y de todos sus ciudadanos”. También subrayó el papel que desempeña la Catedral en la vida diaria de las hermandades, como lugar no sólo que justifica la estación de penitencia de cada año, sino que también es el punto de múltiples celebraciones. También aseguró que en estos muros, el movimiento cofrade, “el de mayor proyección de la ciudad, siempre encontrará “en estos muros, en esta Catedral su hogar de fe y su lugar para llegar a la vida eterna”.
El hermano mayor de la Santa Faz y Emilio Aumente. /Foto: Jesús Caparrós

Por su parte, el teniente de alcalde de Seguridad, Emilio Aumente, ha señalado que estar “contento, alegre y feliz” por estar en este acto que calificó de “buena obra”. Ha felicitado a las hermandades galardonadas y ha hecho votos porque esta entrega de galardones se repita el próximo año.
La directora de La Voz de Córdoba, Paula Badanelli, explicó que estos galardones se justifican en el reconocimiento que día a día de forma altruista realiza un amplio colectivo de personas “para mantener viva nuestra Semana Santa”, además de las implicaciones económicas, culturales, artísticas o turísticas, “aunque alguien no lo quiera ver”. Ha asegurado que estos galardones “han nacido para quedarse”, porque “juntos nadie podrá pararnos”, ya que el mundo cofrade recibió el nacimiento de La Voz Córdoba “con los brazos abiertos” y que en estos momentos “el aprecio es mutuo”, un periódico desde el que se hace “una mejor Córdoba para vivir”.
Por su parte, el director de Relaciones Externas de El Corte Inglés, Daniel García-Ibarrola, ha mostrado el “placer” que les supone colaborar en este acto, a la vez que ha destacado la buena relación con la Agrupación de Cofradías desde la implantación en 1996 de esta firma comercial.
El primero de los galardones entregados ha sido a la mejor estación de penitencia, entendida en su conjunto, como composición del cortejo, cumplimiento de horarios, y su estética general en la calle. La hermandad de la Merced se ha hecho merecedora de esta distinción por su comportamiento en la calle el pasado Lunes Santo.
Antonio Ruf y Francisco Gómez Sanmiguel. /Foto. Jesús Caparrós

Una de las principales razones de ser de las cofradías es el ejercicio de la caridad. Esta faceta ha sido también valorada por el jurado de La Voz de las Cofradías y el premio ha correspondido a la hermandad del Cristo de Gracia por su labor social. A la que habitualmente realizan, este año se han incorporado otras con motivo del 450 aniversario de la llegada a Córdoba de su titular, consistentes en la implementación un aula tecnológica para la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión, así como un proyecto en Puebla de los Ángeles (México) destinado a niñas, jóvenes y mujeres adolescentes víctimas de abandono, maltrato o cualquier otra causa. Un tercer proyecto, denominado Kilómetros de Solidaridad, convertirá en euros los kilómetros realizados andando hasta las Ermitas y que se destinarán a un fin social.
Con el galardón a la obra de arte efímera se pretende premiar todo aquello que se incorpora al patrimonio general de la hermandad en el exorno floral, en la candelería, en el montaje de cultos, en la vestimenta de las imágenes o en el acompañamiento musical. El jurado ha premiado precisamente este último apartado por la selección de marchas procesionales que se interpretaron tras el paso de María Santísima del Mayor Dolor en su Soledad, de la hermandad de Jesús Caído.
La relación de las cofradías con los medios de comunicaciones es un aspecto que cada día cobra más importancia. Por este motivo forma parte de uno de los apartados de los premios de La Voz de la Cofradías y el jurado ha elegido a la hermandad de la Misericordia por “el cuidado y la corrección formal con que la cofradía elabora sus comunicaciones, tanto las más formales convocatorias como las de otro tipo”.
José Antonio Salamanca y Manuel Pérez Moya. /Foto: Jesús Caparrós

En el premio a la acción pastoral ha sido la hermandad de la Sentencia la afortunada en esta ocasión por la labor que desarrollan a lo largo de todo el año con actividades formativas y de culto, dirigidas en general a todos los hermanos, aunque especialmente a los niños y jóvenes.
El impulso artístico es otro de los apartados de estos galardones para reconocer la labor más meritoria de las realizadas en el patrimonio artístico de las corporaciones penitenciales, tanto en la incorporación de nuevas piezas como en la restauración de otras ya existentes. En esta faceta se ha premiado al estreno del paso de palio de María Santísima de la Trinidad, de la hermandad de la Santa Faz, por entender que “una obra de arte hecha trono para la Madre de Dios”.
El último premio entregado es, precisamente, el único que se concede a una persona concreta. Lleva por nombre A una trayectoria de vida y en esta ocasión se ha galardonado a Carmelo García, quien inició su trayectoria cofrade en la hermandad de la Paz y Esperanza y fundó, junto a otros jóvenes cofrades, la cofradía de la Virgen de la Soledad, a la que imprimió, como se ha reconocido, “un carácter eclesial que aun hoy permanece”.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here