El gesto de Sayones con Santo Tomás


Sayones
La banda de cornetas y tambores Sayones de Pozoblanco en el exterior de la Mezquita-Catedral de Córdoba el Miércoles Santo./Foto: Sayones

Avanzaba la noche del Miércoles Santo, cuando la banda de cornetas y tambores Sayones de Pozoblanco cumplía con su acompañamiento musical al Cristo de la Piedad de las Palmeras. Camino de la Catedral, la formación de Los Pedroches dejaba patente su sello y la calidad que la ha llevado a ser uno de los referentes de la provincia de Córdoba. Sus cornetas dejaban los últimos acordes, mientras la agrupación musical de la Sagrada Cena aguardaba su momento para acompañar al crucificado, en el camino de vuelta a su barrio.

Y mientras el Cristo de la Piedad avanzaba por el interior de las naves catedralicias, el Señor de la Pasión ya había iniciado su regreso -por Magistral González Francés y Corregidor Luis de la Cerda- a San Basilio. Con el acompañamiento de la agrupación musical Santo Tomás de Villanueva de Ciudad Real. El paso por la Plaza del Triunfo iba a dejar uno de esos momentos especiales de la Semana Santa de 2018.
El Nazareno del Alcázar Viejo pasaba por segunda por el palco de autoridades. Con la entrada a la carrera oficial vacía, en la ya medianoche del Jueves Santo, un reducido grupo de espectadores asistió al caminar de Jesús de la Pasión y la banda que lo ha venido acompañado durante los últimos cuatro años. El público no era otro que los integrantes de Sayones que, con gran respeto, ejercieron casi como testigos anónimos del momento. Así, frente a frente, coincidieron los integrantes de dos formaciones que durante estos últimos años han sabido ganarse a Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here