El impulso hacia el futuro de una banda cordobesa


Coronación banda
Coronación de Espinas./Foto: Francisco Patilla

“Éramos niños. Había chavales con 7 y 8 años. Una familia. Los más grandes hacíamos de padres. Recuerdo que había un niño del Zumbacón que llegó un día con un dolor de barriga muy grande y le pregunté qué le pasaba. Me dijo que no había comido en todo el día y lo llevé a un restaurante que había cerca para comprarle un bocadillo. Era una familia, por completo. Seguimos igual y ahora salen nuestros hijos juntos y el grupo de los que quedamos seguimos igual. Somos una gran familia, ya que hemos transmitido ese concepto”.
Así explicaba en una entrevista a La Voz de Córdoba el solista y responsable de contratos de la banda de cornetas y tambores de la Coronación de Espinas, Ángel Guirao Muñoz, lo que supone pertenecer a la formación musical de San Antonio de Padua. Una banda que, pese a llevar más de dos décadas en el candelero, no solo ha conseguido mantenerse, sino que este año ha vuelto a dar un nuevo salto de calidad. El mismo quedaba de manifiesto, en la capital cordobesa, con las dos primeras marchas que interpretaba para el Rescatado y  no decayó en todas sus celebradas actuaciones con su titular, el Perdón y las Angustias.
Pasado el tiempo fuerte de la banda, la formación abre ahora sus puertas a los nuevos miembros. Estos tienen una cita el día 9 de abril en la casa de hermandad de la Merced, de cara a ser informados. Como se ha indicado desde la institución, “toda aquella persona interesada en pertenecer a Coronación deberá acudir a dicha reunión y entregar nuestra solicitud de inscripción, o bien facilitarnos allí mismo los datos requeridos por la misma. Si no podéis asistir a la reunión por cualquier circunstancia, podéis mandarnos vuestros datos a través de nuestras redes sociales por medio de mensaje privado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here