"Es la hermandad por la que más nos han felicitado"


El exorno floral de los dos pasos del Perdón obtiene el reconocimiento para Pinsapo, por parte del mundo cofrade

Cuevas
Paso de Misterio del Perdón./Foto: LVC

Encarnación, Silencio, Amor, Gracia y Amparo, Prendimiento, Piedad, Perdón, Rocío y Lágrimas, Nazarena y Desconsuelo. Éstas son las imágenes, cuyo exorno floral ha corrido a cargo -durante la pasada Semana Santa- de Pinsapo Flores en la capital cordobesa. Diez pasos que, sumados a los de fuera de la capital (Málaga, Granada y Jaén, principalmente), ascienden a un total de 19 los que llevan el característico sello de los floristas Rafael Cuevas y Luis Nevado.
Con una calidad incuestionable, el exorno de una de las cofradías ha calado especialmente. Se trata de la del Perdón que, como reconoce el propio Cuevas, “es la hermandad por la que más nos han felicitado”. Y es que la obra de arte efímero que ha compuesto Pinsapo, se ha erigido como el mejor exponente de una intensa labor que ha dejado joyas, también en el resto de pasos en los que han trabajado.
El exorno del Perdón
En la composición floral para el paso de misterio destaca que ésta ha sido estudiada en base al color morado de la túnica que luce el Señor, y ha sido realizada con más de 15 variedades de flor nacional y holandesa. Entre las mismas destacan tulipanes, rosas, frexias, orquídeas, alelíes o clavel, donde se ha combinado el color morado. Es por ello que Cuevas explica que “quisimos crear un fuerte contraste entre el color de la caoba y el misterio en sí”.

 
La Virgen del Rocío y Lágrimas, por su parte, ha llevado piñas y friso en conjunto de flores diferentes, con más de 10 variedades, entre las que destaca la utilización de un clavel rosa envejecido y orquídeas color ocre. “Lo estudiamos así para que quedara perfectamente entonado con el rojo del palio y el color de la madera que se va cubriendo de plata en estos años”, ha detallado Cuevas. Un trabajo minucioso en el que destaca la profesionalidad que distingue a Cuevas y Nevado. Y, por ende, cada detalle cuenta para hacer de este arte efímero una experiencia para los sentidos y la mejor ofrenda a las imágenes sagradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here