El Martes Santo de González Jurado


Tres dolorosas del imaginero cordobés procesionarán en la tarde-noche de esta jornada de la Semana Santa

Martes
Cuando, pasadas las cinco de la tarde, Nuestra Señora de la Salud atraviese el Arco de Bendiciones de la Catedral un viejo anhelo de la Semana Santa de Córdoba se verá cumplido. Y no es otro que ver a tres de las dolorosas realizadas por Miguel Ángel González Jurado, procesionando en la jornada del Martes Santo. La propia Salud, la Presentación y la Caridad. Tallas que resultan imprescindibles para comprender la dimensión de la imaginería cordobesa.
La última en incorporarse, curiosamente, a la nómina de vírgenes que procesionan es la titular mariana de la Agonía que, en cambio, fue la primera talla salida de las gubias del artista. Es más, Nuestra Señora de la Presentación fue la segunda en incorporarse al Martes Santo. La dolorosa se ha convertido en una de las imágenes paradigmáticas del artista cordobés. Realizada en la primera fase de su trayectoria creativa, la misma ha marcado el devenir contemporáneo de la imaginería y ha dejado piezas sobresalientes que aúnan devoción y calidad a partes iguales. Desde aquel primer testimonio fotográfico en el taller del escultor, donde la Virgen aparecía cubierta apenas por un retazo de tela adamascado y portando una corona de espinas entre sus manos, hasta la contemplación de su apariencia actual con vestimenta conventual y reflexionando ante el puñal que recuerda a la profecía de Simeón; esta imagen mariana ha adquirido una personalidad acentuada que la hacen reconocible a los ojos del devoto, rápidamente.
La primera en procesionar el Martes Santo fue la tercera de sus obras, María Santísima de la Caridad. Probablmente, como el propio autor ha reconocido en aluna oportunidad, se trate de su imagen más emblemática y la que ha marcado -en buena medida- su trayectoria artísitica. En lo anecdótico, cabe recordar que la primera marcha que sonó para la imagen de San Andrés, el Martes Santo de 1991, fue La Madrugá, de Abel Moreno. fue el propio González Jurado quien realizó la petición a la cofradía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here