La primera levantá de su historia, por Gabriel


Gabriel
Nuestra Señora de la Salud./Foto: LVC

La desaparición y muerte del niño almeriense, Gabriel Cruz, ha conmocionado a la sociedad española. Un hecho que no ha resultado ajeno a las cofradías cordobesas. Algunas de ellas ya han homenajeado -o lo harán en los próximos días- a este chico, que ha entrado en buena parte de los corazones de la gente. Una de ellas ha sido la cofradía de la Agonía. Concretamente, el capataz de Nuestra Señora de la Salud, Francisco Carbonero, quien en la primera levantá de la Virgen, el día de su primera salida procesional, ha recordado a Gabriel. A ello hay que sumar que en el palio va un pececito, todo un emblema desde que se produjo la desaparición del chico.
Cabe recordar que la hermandad del Rescatado tenía un gesto de enorme valor simbólico. Y es que en su banderín de Juventud lucía, el pasado Domingo de Ramos un hermoso pececito azul. Ello en consonacia con las palabras de la madre de Gabriel que rogaba bondad, para dar cuenta de la cantidad de “buena gente” que hay en la sociedad. Un ejemplo, tras la pérdida de un hijo asesinado por su madrastra, que debe servir de inspiración a la sociedad y del que se ha hecho eco una hermandad cordobesa, la de la Paz.
Y es que en los pasos de los titulares de la cofradía de Capuchinos habrá un recuerdo para el niño almeriense fallecido hace unas semanas. En el fanal delantero del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia el cirio lleva una pegatina en la que puede verse un pececito en homenaje al Pescaíto en el que puede leerse la leyenda: “Todos somos Gabriel”.
Por otra parte, en el palio de la Paloma de Capuchinos también habrá otro cirio en el que se aprecie idéntica imagen y leyenda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here